Alejandro Cantú (México): este innovador decidió volcar sus conocimientos tecnológicos en salvar vidas, así creó SkyAlert, que percibe y alerta de sismos con un tiempo de prevención bastante alentador. El terremoto que vivió en su ciudad en 1985 le hizo ver todo con otra perspectiva.

Antonio Navas (Guatemala): 100 millones de usuarios se han decantado por su servicio de aprendizaje gratuito de idiomas. ¿Te parece poco? Duolingo fue reconocido en 2013 por Google y Apple como la mejor aplicación para nuestros teléfonos.

Daniela Galindo (Colombia): esta innovadora creció junto a una hermana que sufría una discapacidad psicológica, lo que la inspiró a crear “Hablando con Julis”, une herramienta que pone al alcance de más de 4.700 personas un software pedagógico enfocado a mejorar la vida de pequeños con deficiencias como Síndrome de Down o Autismo.

José Tomás Arenas (Chile): frente al aumento de la población diabética en el mundo, Arenas decidió crear un software que detecta y previene la retinopatía diabética (el mal que provoca la diabetes a la vista). Así, con esta tecnología tendremos un oftalmólogo digital cerca de nosotros para asesorarnos sobre la enfermedad.

Martha Malapi-Wight (Perú): su obsesión y objeto de estudio fueron los patógenos en las plantas. “Perú es un país pobre que aún necesita mucha ayuda alimenticia, quería ayudarlos con este granito”. Así avanzó su investigación sobre este patógeno que según expertos es de “gran ayuda social y agrícola”.

Tatiana Birgisson (Venezuela): ha creado la bebida energética Mati, famosa en América Latina. La creó a partir de largas noches de estudio donde se dio cuenta de que necesitaba un suplemento que la ayudara y evitará el café. Así, el té refrigerado fue su nicho de mercado cuando decidió ser empresaria.

Yenny Carias (Honduras): profesora de la Universidad de Honduras, tras tener una alumna que era sorda pero con un potencial magnífico, decidió crear un software que tradujese la voz al lenguaje de señas hondureño. Así nació LESHO, aplicación de la que se pueden beneficiar más de 50.000 personas sordas en su país.