Los datos que se reflejan en este ranking fueron compilados por la firma de compensación ejecutiva Equilar para el New York Times, y realizan un seguimiento de la compensación de los CEO de las 100 mayores empresas públicas de Estados Unidos, medida por ingresos. Forbes redujo aún más su alcance para enfocarse exclusivamente en los cheques que recibieron los CEO multimillonarios.

La compensación incluye su salario base, bonos en efectivo, acciones y otros premios opcionales que figuran en las tablas de compensación de la declaración que cada empresa realizó en 2013.

Equilar descubrió que para los directores ejecutivos que habían servido dos años fiscales completos, el salario promedio subió 5%, mientras que para el resto de los CEO (los no tan ricos) el aumento fue de 0.2% en promedio.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11433]