Este es Calvin Harris, un ex empleado de supermercado que tras colaborar con figuras como Rihanna, Kesha o Ellie Goulding se ha subido al carro de los mejores cotizados.

Su precio no se cuenta por sesión, sino por minuto, ascendiendo esta cifra a 2.500€ los 60 segundos de servicio de Harris. Como lo oyes, deleitarte con su presencia podría costarte 37.500€ un cuarto de hora y si quieres la hora completa por 150.000€ el pinchadiscos es tuyo.

Forbes ya lo situó el año pasado en el primer puesto de los Dj’s más caros del mundo, amasando una fortuna en 2014 de 66 millones de dólares. Esto lo posiciona al lado de estrellas musicales con trayectoria de más de una década en el celuloide.

Su trayectoria no solo pasa por colaborar con artistas de renombre, su agenda se repleta con festivales y sesiones en discotecas de lujo, como la más exclusiva de EE UU con la que tiene un contrato, Hakkasan.

Por detrás del escocés se encuentran los ya asiduos a esta lista David Guetta, Avicci o Dj Tiesto. Parece que vas a tener que romper un par de huchas más si lo quieres tener en tu fiesta de cumpleaños.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=4989]