Los pasos de Branson para convertir una idea en un negocio

1. Ve a un lugar bonito donde “incubar” tu idea.
Ve a tu lugar favorito, donde puedas relajarte y pensar hasta tener clara tu idea. El principio fundamental es ir a un lugar donde te sientas como en casa, con un mínimo de distracciones. Entonces debes empezar a imaginar la compañía basada en tu idea. Dice Branson que si realmente amas a tu trabajo, tendrás una mayor posibilidad de éxito.

Los pasos de Branson para convertir una idea en un negocio

2. La increíble prueba de “la madre”.
Sí, Branson sugiere que después de tener clara tu idea, vayas a contársela a tu madre. Ni más ni menos. Describirle tu idea, explicarle el imperio que quieres crear… Si ella no se emociona, ni se implica, ni le parece bien… empieza de nuevo. Por el contrario, si se pone eufórica y emocionada, has dado en el clavo. Sigue adelante.

Los pasos de Branson para convertir una idea en un negocio

3. Pon en marcha tu idea.
Es el paso más arriesgado, por eso muchas personas se echan para atrás a la hora de ponerlo en marcha. Lo que dice Branson es que “los empresarios de éxito no esperan a que llegue el momento perfecto, lo crean.” Puedes desarrollar algunas muestras de tu producto o servicio y ofrecerlas primero a amigos, familia, vecinos, conocidos…

Los pasos de Branson para convertir una idea en un negocio

4. Llega la hora de vender
Después de esas pequeñas pruebas en las que habrás cambiado y mejorado algunas cosas, ha llegado el momento de vender (o al menos intentarlo) tu producto o servicio. Puedes intentarlo por internet, en ferias, en pequeñas cantidades… Branson cree que es el momento de hacer éstas preguntas acerca de la imagen de tu marca: ¿Destaca? ¿Atrae clientes? ¿Atraerá también talento de empleados?

Los pasos de Branson para convertir una idea en un negocio

5. Comienza a hablar con inversores y distribuidores potenciales
Como, si todo va bien, estarás fabricando más productos, será el mejor momento para empezar a tantear a los posibles inversores y distribuidores. También es un buen momento para comenzar a contratar y delegar.

[td_smart_list_end]

Guardar