Por una transacción de alrededor de US$100 millones, el fundador de Facebook se quedó con la playa Pila, una propiedad de 160 hectáreas, donde el empresario planea construir una sola propiedad.

El otro terreno comprado en Hawaii es la plantación Kahu’aina, con una superficie de 145 hectáreas y casi 800 metros de mar.

La finalidad de la compra de Zuckerberg aún no ha sido revelada. Incluso, la adquisición no ha sido oficializada, aunque Forbes asegura que es “un secreto a voces” dentro de la isla.

El “boom” de adquirir terrenos y propiedades por parte de Zuckerberg no es nuevo. Un año atrás se dio a conocer la noticia de que Facebook había comenzado a construir una ciudad propia en Menlo Park, California.

Esta compra se suma a la que otros milmillonarios del mundo han realizado en la zona. El empresario petrolero Gary Stewart tiene propiedades en la playa Pila, las cuales casi cambian de dueño cuando Zuckerberg le ofreció comprarlas para quedarse con el terreno completo, pero Stewart declinó.

Actualmente, la fortuna del alcanza los US$32,2 mil millones, exclusivamente gracias a Facebook, su principal empresa.

Esta fortuna, que ha sido forjada en base a la popularidad de la red social, también ha tenido cambios en los últimos meses, cuando uno de los jóvenes más ricos adquirió Whatsapp por 19.000 millones de dólares.