Steven Paul Jobs nació el 24 de febrero de 1955 en San Francisco, California. Sus padres bilógicos lo pusieron en adopción y Steve fue adoptado por Paul y Clara Jobs, una pareja de una clase media.

Cuando apenas tenía 13 años conoció a la persona que marcaría su vida: Stephen Wozniak, otro apasionado de la electrónica. Fue a la universidad pero no llegó a acabar los estudios.

En 1976 diseñó un ordenador, junto con Steve Wozniak, al que llamaron Apple. Entonces fundaron la compañía Apple Computer para empezar a comercializar el ordenador, aunque esa primera versión no triunfó demasiado. No obstante, Jobs y Wozniak siguieron trabajando hasta conseguir el Apple II, un ordenador mucho más llamativo que además incluía gráficos en color.

La empresa poco a poco fue creciendo y con ello el tamaño de la misma. Cuando se lanzó el siguiente modelo de Apple (Apple III) en el año 80, ya tenía miles de empleados y exportaba sus productos.

A partir de ahí no dejó de crecer y crecer… Hoy día, 3 años después del fallecimiento de Jobs, pocos quedan que desconozcan su figura y su trabajo.