20minutos

Rubén López, CEO de Fundación Invencible: “No hay cosas imposibles, sino inéditas”

En mayo de 2018, Rubén López se propuso cumplir nueve retos extremos para ayudar a diferentes causas. En el séptimo se va hasta el Ártico para realizar una travesía de 200 km con la que ayudará a la Fundación Columbus.

Compartir

Rubén López es CEO de la Fundación Invencible, la cual recauda dinero y realiza proyectos para luchar contra el cáncer infantil, el cambio climático, la falta de recursos en países en vías de desarrollo o el Alzheimer. Sin embargo, no solo es un hombre serio y comprometido, sino que también es un aventurero nato que no duda en enfrentarse a retos que a priori parecen imposibles para poder seguir ayudando a muchas otras causas. “La Fundación Invencible se creó con el ánimo de ayudar, mejorar y proyectar la sensación de que hemos hecho muchas cosas mal y hay otras que arreglar”, comenta Rubén, quien ya va por el séptimo reto de los nueve que se propuso superar hace un año.

Tras haber corrido durante siete días 280 km en el desierto de Atacama o remar 355 km en el Amazonas, su ánimo de ayudar le lleva hasta el Círculo Polar Ártico donde intentará recorrer una travesía de 200Km en menos de 120 horas (5 días). “No soy superman, pero hago cosas dignas de él llevado por las ganas de ayudar. El claim de la Fundación es ‘Haz de lo imposible algo cotidiano’; a veces llamamos a las cosas ‘imposible’ porque no lo ha hecho nadie, y en verdad es algo inédito”, dice Rubén.

En esta ocasión, y por primera vez, López no se enfrentará a un reto en solitario sino que irá acompañado del ex ciclista y ganador del Tour de Francia Pedro Delgado que intentará realizar el reto con Rubén. Ambos contarán con la compañía de Damià Tormo, que vivirá la experiencia para acompañarles algunos kilómetros en la travesía. Damià es CEO y y Presidente de la Fundación Columbus https://fundacioncolumbus.org, la ONG que se beneficiará de lo recaudado en este reto. “Vimos tanto compromiso por parte de Rubén, que nos pareció tan inspirador que no dudamos en comprometernos e intentar lograr el reto junto a él”, nos cuenta Damià. La misión fundamental de la Fundación es facilitar el acceso a terapias más avanzadas y efectivas a niñas y niños con cáncer y enfermedades raras, con el objetivo de mejorar su esperanza de vida. “Desde la Fundación hacemos muchas acciones culturales con la música como instrumento para dar a conocer qué hacemos, pero con esta aventura se abre una nueva forma de poder difundirlo”, comenta.

Será el día 28 cuando de comienzo este séptimo reto de los nueve programados. La última aventura de Rubén será subir al Everest, donde subirá sin oxígeno. Pero para el semestre que viene tiene más cosas preparadas. “Tenemos pensadas cosas muy chulas. Vamos a subir un nivel más”, desvela Rubén.