Esta no es la primera vez que el empresario estadounidense destina parte de sus bienes a planes benéficos. Esta vez, la cuantía que ha destinado a fundaciones sin ánimo de lucro ha aumentado hasta situarla en 2,8 millones de dólares. Con esta nueva donación, la fortuna de Warren Buffett se fija ahora en 63,1 millones de dólares, lo que lo posiciona en el cuarto puesto de los hombres más ricos del mundo, según Forbes.

Pero esto no parece ser un inconveniente para el reconocido inversor cuando se trata de contribuir en el desarrollo de proyectos de filantropía. Esta vez, la Fundación Gates, liderada por el cofundador de Microsoft Bill Gates y su esposa, ha sido quien ha recibido el mayor paquete de inversiones valorado en 2,1 millones de dólares. La mayor organización no gubernamental del mundo se encarga de mejorar la salud global, apoyar la educación en EEUU y luchar contra la pobreza mundial.

A sus 82 años, Warren Buffett, ha apoyado también las fundaciones de sus tres hijos: La Fundación Howard G. Buffett, la Fundación de Sherwood y la Fundación NoVo. A cada una de ellas, donará 1,2 millones de euros. La institución que fundó junto a su esposa ya fallecida, la Fundación Susan Thompson Buffett, también ha estado presente en los cálculos de Buffett. Destinará a su propia sociedad 1,7 millones de dólares.

El interés de Buffett va más allá y se ha visto reflejado en cada uno de sus movimientos. Junto al hombre más rico del planeta, Bill Gates, fundó en 2010 The Giving Pledge, una organización centrada en conseguir que otras fortunas del mundo se comprometan a donar parte de su riqueza. Por el momento, parece ser un éxito ya que, más de 120 fortunas han respondido a este llamamiento, entre los que se encuentra Mark Zuckenberg o Michael Bloomberg.