Tanto su abuelo paterno como su abuela materna eran inmigrantes rusos. En el seno de esa familia judía nació Michael Rubens Bloomberg, el 14 de febrero de 1942, hijo de un agente de bienes raíces. El joven Michael conoció diversas mudanzas hasta que los Bloomberg terminaron asentándose en Medford, uno de los suburbios de Boston. Allí vivió Michael hasta que se graduó en Ingeniería Eléctrica por la Johns Hopkins University. Para afrontar sus gastos cotidianos y no sangrar la economía familiar, Michael Bloomberg desempeñó diversos empleos, el primero de ellos como aparcacoches.

Las cosas cambiarían poco después, tras obtener su MBA en la Harvard Business School.Ya en Nueva York, en busca de hacerse un hueco en el salvaje panorama bursátil, no tardó en demostrar sus actitudes hasta lograr su acceso en Salomon Brothers, uno de los bancos de inversión de referencia de Wall Street. Allí fue donde Bloomberg aprendió el valor de la información, y el precio que la gente estaba dispuesta a pagar por ella. Y así, tras una década construyéndose un nombre en el distrito financiero más influyente del mundo, a finales de los setenta decidió crear una empresa, Bloomberg LP, consagrada a ofrecer software financiero, datos y noticias. Para ponerla en marcha contó con el apoyo de Merrill Lynch, que se convirtió en su principal cliente y terminó invirtiendo 30 millones de dólares que ayudaron a establecerla como la firma de referencia de información bursátil.

Con el paso del tiempo, el emporio mediático Bloomberg creció alcanzando todos los campos y formatos. Según la lista de los más ricos de EE UU que publicamos en este número, la riqueza de Bloomberg alcanza los 31.000 millones de dólares, colocándo- lo en el décimo puesto de las personas más ricas del país.

Pero lejos de conformarse con su carrera empresarial, Bloomberg se convirtió la pa- sada década en alcalde de Nueva York, ciu- dad que viene gestionando sin interrupción desde enero del año 2002.