¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Si vas a empezar un negocio, hay algunas cosas que deberías controlar antes de ponerte manos a la obra. En esta fotogalería te mostramos algunas de ellas para que las apliques y empieces lo mejor posible. Adelante, emprendedor.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Identifica fortalezas y debilidades
Lo más importante es tener claro en qué eres bueno, qué aporta tu empresa y dónde estás flojo o puedes fallar. Teniendo eso claro, será más sencillo planear el camino a seguir para triunfar.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Haz un plan de negocio detallado
Una vez que tienes claro en qué eres bueno y en qué puedes fallar, traza el plan a seguir. Ten en cuenta a quién te diriges, con qué recursos cuentas, qué quieres conseguir y qué hacer cuando las cosas no vayan como se espera.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Aprende de los mejores
Lee, escucha, pide consejo a los que saben de tu área de negocio. Trata de fijarte en los mejores, aprende de ellos y busca un ejemplo en los que ya han hecho las cosas antes que tú.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Busca apoyos
Cuatro ojos ven mejor que dos, y no hablamos de que te pongas gafas, sino que de que busques a alguien que te eche un cable. La familia y los amigos son importantes, pero no es todo el apoyo que necesitas. Tira de agenda y hazla a base de networking.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Conoce a la competencia
Es imprescindible saber a quién te enfrentas en el mercado para saber qué tienes que ofrecer a los clientes. Si te quieres hacer un hueco, tienes que saber en qué fallan los demás para fortalecerte tú en ese aspecto.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Elige a los empleados adecuados
Elegir al equipo adecuado es muy importante. Necesitas no sólo buenos trabajadores, sino también entusiasmo y compromiso. Los comienzos son complicados y no todo el mundo está preparado para ello.

¿Cómo empezar un negocio con buen pie?

Admite cambios
Aunque tengas una idea preconcebida muy clara, posiblemente cuando te pongas manos a la obra te surjan otras nuevas y enmiendas de mejora. No te estanques, ábrete a las propuestas y modifica para perfeccionar. Evoluciona y crece.

[td_smart_list_end]