Los directores de JP Morgan Chase, Goldman Sachs, Citi, Wells Fargo, Bank of America y Morgan Stanley obtuvieron una media de 20,7 millones de dólares el año pasado, mientras que los jefes de once bancos en Europa se llevaron a casa 10,4 millones de dólares.

Jamie Dimon, de JP Morgan, es el jefe mejor pagado del 2015, ganando una impresionante cifra de 27,6 millones de dólares. Le sigue Lloyd Blankfein, de Goldman Sachs, con 23,4 millones de dólares, y Bill Winters, de Standard Chartered, que completa el top 3 con 22,4 millones de dólares.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11383]