Crowdpac se dedica a clasificar a los candidatos a la presidencia de Estados Unidos basándose en aspectos como la calidad de sus discursos, sus resultados en cada ronda de votaciones y los datos financieros de su campaña. Precisamente, ese último aspecto es el que nos ha llevado a descubrir que Donald Trump es el candidato con menos apoyo en Silicon Valley. Tan sólo 52 personas dentro de la próspera industria tecnológica estadounidense han apoyado económicamente su campaña.

Según los datos de Crowdpac, los trabajadores del sector tecnológico son los que más suelen aportar a las campañas políticas. En cuanto a compañías, los que más contribuyen son los trabajadores de Google seguidos por los firma de capital de riesgo Kleiner Perkins. De hecho, un socio de esta última compañía donó 500.000 dólares a la campaña de Hillary Clinton.

Los partidarios de Hillary, los que más dinero aportan

En cuanto al dinero recaudado, Bernie Sanders ha recibido de sus más de 33.000 donantes 6 millones de dólares, mientras que Hillary Clinton ha recaudado casi la mitad con casi 31.000 donantes menos, 2,6 millones de dólares. Por lo que se puede inferir que los donantes de Hillary Clinton aportan más dinero. Trump por su parte no ha logrado reunir más de 21.000 dólares en Silicon Valley.

A pesar de todo, Trump tiene el apoyo de uno de los nombres más importantes de Silicon Valley: Peter Thiel, cofundador de PayPal y Palantir. Ahora bien, en los datos de Crowdpac no constaban las contribuciones de Thiel. Ambos son polémicos, Thiel incluso se ha llegado a quejar de que las mujeres tengan derecho al voto, quizá de ahí su apoyo al singular candidato, que también cuenta con grandes aliados en los mundos de las finanzas, los seguros y los bienes raíces. Por último, es importante tener en cuenta que Donald Trump se ha autofinanciado gran parte de su campaña.