Las acciones de Burberry han caído casi un 10% en lo que llevamos de 2016 y por eso su CEO ha decidido recortar su sueldo en beneficio de la empresa. Christopher Bailey, que además de CEO es director creativo de Burberry, ha cobrado este año hasta el mes de marzo 2,7 millones de dólares, una cantidad mucho menor que la que recibió el año pasado en las mismas fechas (10,8 millones de dólares).

El salario base de Bailey se ha mantenido estable, pero sus bonificaciones se han reducido a cero ya que Burberry no ha cumplido con los objetivos de beneficios fijados para este último año.

Parte de culpa de esta situación es de las ventas de la empresa en Asia, que han caído en picado. Los compradores chinos se han estado alejando de la marca al desacelerarse su economía y antes eran grandes consumidores de productos de la marca británica.

Un recorte esperado

La reducción de sueldo del CEO de Burberry era algo que muchos podían prever. El mes que viene hay junta de accionistas y en medio de las pérdidas, seguir pagando grandes sumas a los ejecutivos estaría mal visto por parte de los accionistas. De hecho, hace justo dos años, los accionistas ya se rebelaron contra dichos salarios.

No obstante, para ir allanando el terreno de cara a la junta, Burberry ha anunciado que este año ninguno de sus grandes ejecutivos percibirá un bono anual este año. Por otro lado, los accionistas están preocupados por la creciente brecha entre los salarios de los diferentes estratos de la empresa y cuestionan los rendimientos bajos y los acelerados aumentos de salario.