El gigante tecnológico ha colgado una curiosa oferta de trabajo en el portal www.hireart.com. La descripción del puesto dice así: “se buscan especialistas en seguridad de vehículos para ser parte del proyecto de automóvil automático de Google”.

La tarea de los afortunados contratados consistirá simplemente en viajar en el vehículo de seis a ocho horas al día, cinco días a la semana por las calles de la ciudad de Phoenix, y cobrarán veinte dólares la hora. Además, deberán “proporcionar a los ingenieros información detallada y exacta sobre lo observado durante los trayectos”. Eso sí, se exige el mantenimiento de una confidencialidad absoluta sobre “todos los detalles del proyecto”. Hay que mantener vivo el misterio.

Es requisito indispensable estar en posesión de un permiso de conducir, pese a que no se espera que el trabajador tenga que asumir el control del vehículo salvo en casos de extrema necesidad.

A diferencia de los prototipos de vehículos autónomos que Google ha estado utilizando hasta ahora, producidos específicamente para el proyecto, los automóviles que la compañía probará en Phonenix son Lexus RX450h, un todocamino híbrido de lujo del fabricante japonés Toyota equipado con tecnología de Google.

La compañía tecnológica anunció el pasado 3 de mayo un acuerdo de colaboración con Fiat Chrysler (FCA) para el desarrollo de automóviles autónomos. Según esta alianza, el fabricante de vehículos producirá cien monovolúmenes Chrysler Pacífica para integrar la tecnología de Google para coches sin conductor, incluyendo sensores y software. Se prevé que este proyecto conjunto tome forma a finales de año.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=8190]