Smith no dudó en llamar y preguntar por posibles prácticas. Bell tenía un hueco libre, pero no exactamente sería para él. Solo podía aplicar gente de “clase alta”. Pero Smith tenía las mejores calificaciones en matemáticas y ciencias de la informática, ¿contaría eso? No. Sin dejarse intimidar por este rechazo inicial, Smith volvió a llamar todos los días durante dos semanas (recursos humanos dejó de responderle al segundo día) y luego redujo la frecuencia de llamadas a todos los lunes durante cinco meses. Finalmente, fue recompensado por su tenacidad. Después un estudiante del Instituto Tecnológico de Massachusetts no se presentara en junio, Bell llamó a Smith: “¿Podría venir para una entrevista?”

“Trabajé allí durante los próximos cuatro años durante las vacaciones de verano e invierno”, dijo Smith en un discurso de graduación en la Universidad Americana a principios de este año. Ahora, su tozudez ha dado sus frutos. A sus 52 años ocupa el puesto 268 de la lista Forbes de los estadounidenses más ricos con una fortuna de 2.500 millones de dólares. Otro punto digno de mención: Smith se convierte en el segundo afroamericano más rico después de Oprah Winfrey (puesto 211), desplazando a Michael Jordan (puesto 1.741). Smith es el fundador, presidente y director ejecutivo de Vista Equity Partners, una firma de capital privado con 15,9 mil millones de dólares en activo de clientes. Smith posee más del 50% de Vista, recientemente valorada en 4,3 mil millones de dólares después de que vendiera una participación minoritaria a la entidad privada Dyal Partners.

Una vez que Smith acabara en Denver East, obtuvo una licenciatura en ingeniería química en Cornell y luego trabajó un par de años en la empresa de alimentos Kraft Foods y más tarde para Goldman Sachs desde 1994 a 2000, tanto en Nueva York como en Silicon Valley.

Después de que Goldman se sometiera a una opv, Smith inició su propio camino y fundó Vista en el año 2000. En los últimos 15 años, ha acumulado participaciones en más de 30 empresas. Las empresas son en su mayoría los desarrolladores del software que se utiliza para mantener el funcionamiento del negocio. Se extiende a través de una serie de industrias, incluyendo la ciberseguridad (vendido por la compañía Websense), la propiedad y el seguro de accidentes (Sistemas Aplicados) y la publicidad (Mediaocean).

Smith está casado con la modelo, editora de moda y ex conejita de Playboy Hope Dworaczyk. Aparte de eso, Smith se ha quedado fuera de la vista pública, apoyando silenciosamente causas afro-americanas y africanas.

Durante su discurso ante estudiantes de la Universidad Americana, recordó asistir a la primera toma de posesión del presidente Obama con su abuelo de 93 años. Smith dijo que su abuelo fue uno de los pocos afroamericanos en la inauguración de Franklin Roosevelt. Ahora, se sorprendía de que Obama hubiera llegado a la Casa Blanca.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11880]

“Sólo estamos limitados por los límites de nuestra propia convicción”, dijo, expresando el mismo tipo de decisión que le sirvió durante sus prácticas en Bell. “Podemos trascender el guión de una historia pre-definida y preparar el camino para el futuro que diseñemos. Sólo tenemos que aprovechar ese poder, esa convicción, esa determinación que hay dentro de nosotros”.