Su antecesor, Matthias Mueller no se queda atrás, relegado de su puesto ahora es el nuevo CEO de Volkswagen, puesto que tampoco es moco de pavo.

Este cambio es una muestra de la reestructuración que la firma lleva a cabo desde el pasado año cuando Lutz Meschke se estrenó como director adjunto de Blume y Detlev Von Platen fungiría ahora como miembro del consejo en el área de ventas y marketing.

Porsche parece no vivir la actual crisis económica, ya que desde 2008 sus ventas han crecido de forma exponencial en EEUU, donde casi han duplicado hasta los 47.000 coches vendidos en el año.

Ahora quedará ver si sus derroteros se adaptan a los tiempos que corren y sus buques insignias que son el lujo y la exclusividad se adaptan –en parte- al bolsillo del público, o por si de lo contrario, siguen instruyendo en un mundo en el que parece que el lujo se paga ahora más caro que nunca.