10 años después de la muerte de Coco Chanel, Lagerfel cogió las riendas de la marca (en 1983) y la convirtió en una de las marcas de lujo más rentables del mundo, con ingresos estimados en más de cuatro millones de dólares al año.

Desde 1921, año en el que Coco creó el perfume Chanel nº5, una parte significativa de los ingresos proviene de la venta de accesorios y maquillaje. Pero los accesorios y el perfume no sostienen el prestigio de una marca de moda; la empresa también organiza desfiles extravagantes que ofrecen prendas de extravagancia y originalidad.

El doble. Lagerfeld, a pesar de tener casi el doble de edad de muchos de sus competidores ha sido capaz, temporada tras temporada, de generar entusiasmo y demanda de ropa.

5 décadas son las que Lagerfeld ha mantenido la preeminencia de la marca y sin ningún signo visible de desvío.

8 colecciones al año son las que, hasta hace poco, Lagerfeld produjo para Chanel (tanto pret-a-porter y la alta costura): cinco para la etiqueta de lujo italiana Fendi y varias de bajo su propio nombre, una carga enorme de trabajo.

En 2002, añadió un espectáculo extra de Chanel para su agenda: una colección de alta-pret-a-porter diseñada para perfilar el trabajo de los oficios del arte de París (los bordados, puntillas, tules, flores, sombreros y zapatos) en los que confían los diseñadores de Alta Costura. Fue el inicio de las colecciones “satélite”: un éxito comercial que Chanel decidió convertir en un evento permanente en su agenda y poner en escena en diferentes ciudades.

3 son las diferente etiquetas para las que Lagerfeld trabaja. Una capacidad que le hace único entre los diseñadores de moda. Además, es fotógrafo cuyo trabajo aparece en las revistas de moda de todo el mundo. Él hace los Kits de prensa de Chanel, los catálogos de las colecciones, así como la fotografía artística, que exhibe periódicamente en galerías.

4 son los idiomas que Lagerfeld habla (inglés, francés, alemán e italiano) y también publica libros; su firma, en una división de la casa alemana Steidl, se llama Édition 7L y hace unos años abrió una librería, también llamada 7L.

41 libros son los que ha publicado Édition 7L, sobre temas variados, entre los que se incluye el best seller del 2002 “La Dieta Lagerfeld Karl”, que él co-escribió con su médico Jean-Claude Houdret.

En el 2000, Lagerfeld declaró su look de traje negro demodé y decidió rehacer su silueta para parecerse a la de los chicos en edad adolescente que acechaban las pasarelas en Dior Homme con chaquetas y pantalones finas por el diseñador Hedi Slimane.

En noviembre de 2004 diseñó una línea de ropa para hombres y mujeres para H&M. La mayor parte de la ropa se vendió en los dos primeros días y Lagerfeld logró un alto nivel de fama, generalmente reservado para las estrellas del pop e ídolos de cine. “Ya no puedo caminar en la calle”, decía. Ese mes, tuvo que cancelar un viaje a Brasil, cuando el gobierno llegó a la conclusión de que el coste de la seguridad de Lagerfeld sería demasiado grande.

3 son las cosas a la que él dice que quiere dedicar todo su tiempo: moda, fotografía y libros. “Yo no soy una persona social”, afirma. Le sobran los eventos sociales, él solo quiere dedicar su tiempo a su profesión.

2 casas tiene en la misma calle. Una para dormir y diseñar, y otra para comer y hacer reuniones.