La permanente adaptación de Correos a las nuevas necesidades logísticas del siglo XXI le ha llevado a presentar una campaña de publicidad en televisión en la que presenta toda la serie de servicios y productos pensados para ayudar a las PYMES y los autónomos a cubrir sus necesidades. La campaña, bautizada “La fuerza de un país”, visibiliza, precisamente, el papel fundamental que estas y estos desarrollan en el conjunto de la economía nacional y ofrece su enorme fuerza logística con servicios renovados como el almacenaje de productos, la preparación de envíos, la venta sin comisiones a través de Internet, el envío de productos de gran tamaño o, incluso, el transporte de productos a temperatura controlada.

El breve spot televisivo con el que Correos presenta esta serie de novedades cede todo el protagonismo a las pequeñas empresas que no cotizan en bolsa, pero son “la fuerza de un país”; que pese a no figurar en “la lista de los empresarios más influyentes” crean en conjunto más de diez millones de empleos y que aunque exporten sus productos al extranjero, sus impuestos los pagan en nuestro país. Es a todos ellos, la citada “fuerza de un país”, a los que Correos ofrece su fuerza logística, desarrollada desde hace ya 306 años.

Muchas de las novedades que ahora dan a conocer comenzaron a implementarse el pasado mes de enero. Es el caso, por ejemplo, de Correos Cargo, el servicio de transporte aéreo que da respuesta al incremento de la paquetería internacional, fortaleciendo el eje logístico Latinoamérica-Europa-Asia, en el que se ha comenzado a operar la ruta regular Madrid – Hong Kong – Madrid con las enormes aeronaves Airbus A330. Correos Cargo nace para dar respuesta al notable incremento del negocio de paquetería, que supuso un incremento de ingresos del 25% en el primer semestre del 2021, hasta alcanzar los 135 millones de paquetes enviados, un 12,6% más que en el mismo periodo de 2020.

Además de rutas regulares, entre los nuevos servicios que ofrece Correos Cargo figura también la posibilidad de realizar vuelos chárter de carga, para favorecer la internacionalización de las empresas españolas y la exportación de sus productos. “Milana Bonita”, el primero de los aviones de carga de Correos, inició su actividad con dos vuelos a Polonia en los que se transportaron más de cuarenta toneladas de ayuda humanitaria para abastecer a World Central Kitchen, la ONG del chef José Andrés, del material de cocina necesario para poder preparar comida caliente para los refugiados ucranianos que huían de la guerra en las primeras semanas del conflicto bélico con Rusia.

Sin embargo, es en el trato cercano con el cliente PYME o autónomo en el que incide la renovación de Correos, que ha puesto en marcha un nuevo servicio de logística que incluye el almacenaje de productos, la preparación de los envíos, así como la realización de operaciones de valor añadido, como la personalización de pedidos. De este modo, cualquier empresa tiene a su disposición una red de 2.400 oficinas de Correos distribuidas por todo el territorio, así como la plataforma en Internet Correos Market y diversas soluciones de comercio electrónico como instrumentos para la comercialización y promoción de productos y servicios. Y a partir de ahora, también podrá contar con la compañía para almacenar y preparar sus envíos en sus nuevas plataformas logísticas ubicadas en Illescas y Sant Esteve Sesrovires, situadas a poco más de treinta kilómetros de Madrid y Barcelona, respectivamente.

Correos Frío

Sin duda, una de las novedades más destacadas de las puestas en marcha el pasado mes de enero es Correos Frío, la solución logística para los envíos que requieren un transporte a temperatura controlada, pensada para atender las necesidades de las empresas que precisan tener garantizada la cadena de frío para la buena conservación de los productos que envían, tanto a otras empresas como a particulares. Correos Frío incluye soluciones específicas para dos segmentos de negocio en los que el transporte a temperatura controlada es de vital importancia: farmacia y alimentación.

Mediante el uso de cajas isotermas sensorizadas, Correos puede monitorizar la temperatura, humedad o posibles impactos desde que se procede a la recogida del envío hasta su entrega, además de poder facilitar esa información en tiempo real a los clientes. Estas cajas permiten, mediante la tecnología digital del Internet de las Cosas, emplear distintos rangos de temperatura para adaptar el transporte a las necesidades de cada producto y proporcionar la máxima fiabilidad y garantía de control de la cadena de frío. Los clientes pueden saber en cada momento a qué temperatura se encuentra su producto y mantenerla dentro del rango elegido hasta cinco días, además de recibir alertas de cualquier variación en la cadena de frío.

Dadas también las actuales circunstancias económicas de crisis provocadas por la guerra en Ucrania, Correos Market, la plataforma de Internet, no cobra comisiones de venta a todas las empresas adscritas al sistema. Esta medida pretende apoyar a los productores y vendedores de nuestro país (pymes y autónomos) ante la situación actual generada por la inflación y la consiguiente subida de precios. De este modo, la compañía únicamente factura los servicios logísticos y de envío de los paquetes sin añadir más gastos a las empresas que operan con Correos Market.

Correos Market también ofrece la posibilidad de contratar el proceso logístico completo, lo que incluye el almacenaje de productos, el empaquetado y preparación de envíos y toda una serie de operaciones de valor añadido: un canal de promoción y venta, la recogida y la logística inversa –la gestión de devoluciones–.