Zuckerberg ha sido claro ante las acusaciones de falta de veracidad. La compañía ha dado pasos notables para hacer frente a la propagación de noticias falsas, creando un nuevo programa de denuncias y controles de conteido de cuanto se postea y comparte en Facebook. El ejecutivo inició este año un plan para visitar y conocer a gente de 50 estados en una especie de campaña que alimentó las especulaciones de que Zuckerber podría estar interesándose en participar activamente en la política.

Si bien nada apunta a que el CEO esté planeando un movimiento electoral (dijo recientemente que no tiene intención de participar en el ejecutivo), sí que compartío un manifiesto de casi 6.000 palabras el pasado jueves que parecía más bien la obra de un hombre de Estado que de un emprendedor y exitoso hombre de negocios.

En su carta abierta, compartida en su página de Facebook, Zuckerberg destacó el plan de la empresa para pasar de la simple conexión entre amigos y familia, que ha protagonizado la última década, a la construcción de la infraestructura social para una comunidad global, utilizando la mayor red social del mundo como sede de esta interconexión.

“Durante la última década, Facebook se ha centrado en conectarnos con nuestra gente cercana”, señalaba Zuckerberg en su carta. “Con ese fundamento, nuestro próximo objetivo será el desarrollo de una infraestructura social para la comunidad. Para apoyarnos, para mantenernos seguros, para informarnos, para la participación ciudadana efectiva y la inclusión de todos en la construcción de nuestra sociedad”.

Puedes leer la carta completa de Zuckerberg aquí:
Building Global Community