Homming, compañía proptech de la categoría del ‘property management’, ha llegado a un acuerdo con la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) para que sus más de 4.000 profesionales asociados puedan beneficiarse del acceso a la plataforma y know-how de homming, centrado en la gestión integral de alquileres de forma ágil y sencilla y con acceso a beneficios exclusivos.

Un acuerdo estratégico que permite a los profesionales inmobiliarios socios de la FAI contar con una serie de ventajas, como un descuento exclusivo en el precio de acceso a la web y la app de homming; además de poder emplear el conocimiento de los responsables de la plataforma para la organización de webinars de asesoramiento a aquellas agencias que quieren escalar su línea de gestión integral o a las que no gestionan alquileres y quieren comenzar a hacerlo; la impartición de sesiones de buenas prácticas, mejoras y casos de éxito; así como la realización de formaciones personalizadas, contando, además, con acceso directo y personalizado por parte del personal especializado de homming.

Este acuerdo llega en un momento de cambio en el sector, con la entrada en vigor de la Ley 12/2023 por el Derecho a la Vivienda. Tal y como apunta Jorge Montero, Co-Founder & CEO de homming, “desde mayo de este año, las agencias ya no pueden cobrar honorarios de intermediación al inquilino, de forma que, ahora, tienen que cambiar el enfoque de su modelo de negocio. Un cambio que se dirige a la gestión integral del alquiler, en la que el propietario se despreocupa del inmueble para que el gestor se ocupe de todo, desde la búsqueda del inquilino hasta la gestión de incidencias, pasando por la verificación de solvencia, cobros, impagos o la propia comunicación con el inquilino”. 

Entre los servicios ofrecidos por los gestores que más valor perciben los propietarios, se encuentra la garantía de cobro para que reciba la mensualidad el día que ambas partes hayan estipulado, aunque el inquilino aún no haya realizado el pago. “Los beneficios principales del servicio de gestión integral de alquileres, donde homming es especialista, son la fidelización del propietario y sus inmuebles, así como la generación de ingresos recurrentes para el profesional”, puntualiza Montero. “Esto genera estabilidad financiera a la agencia y fideliza al propietario, ya que cuando éste quiera vender el piso será quien se encargue de la venta; o cuando el inquilino necesite comprar un piso podrán también ofrecerle el servicio de apoyo en la compra de un inmueble. Se trata de un modelo completo que cierra el círculo gracias a que se ofrece una gestión profesional 360º”.

Por su parte, José María Alfaro, presidente de FAI, señala que “la gestión integral del alquiler es uno de los pilares para la actividad de las agencias inmobiliarias en los próximos años. Gracias al acuerdo con Homming, las agencias y agentes de FAI tendrán a su alcance una herramienta fundamental para crecer en esta línea de actividad de una forma eficiente.”

Propuesta de valor

Después de años de desarrollo y perfeccionamiento, la plataforma 360º de homming continúa a pleno rendimiento con el objetivo de seguir calando en el mercado y poder dar respuesta al reto de digitalización del property management, históricamente caracterizado hasta por una gestión descentralizada y manual de los procesos. 

La propuesta de valor de homming proporciona a los gestores de inmuebles a terceros una gestión más eficiente de todas las tareas administrativas, desde la verificación de inquilinos hasta la liquidación a propietarios y la gestión de incidencias, permitiendo reducir hasta un 60% los tiempos de gestión y ayudando a sus clientes a escalar sus negocios. En el caso de los propietarios y family offices, permite gestionar todos los alquileres de inicio a fin de manera automatizada y eficaz, permitiendo controlar en cada momento la rentabilidad de estos, conciliando todos los ingresos y gastos de los inmuebles en alquiler.

Homming, que ofrece planes de precios personalizados para cada cliente en función del volumen de inmuebles a gestionar, permite controlar de manera integral y con total seguridad el estado de las inversiones inmobiliarias de cualquier tipo de inmueble en alquiler, ya sea una vivienda, un local, un trastero, una oficina, un garaje, un terreno o una nave, desde cualquier sitio y en cualquier momento, tanto si son alquileres de habitaciones o de viviendas enteras, temporales o de larga duración, posibilitando a una sola persona llegar a gestionar de manera integral y con total seguridad tantas propiedades como necesite.