Madrid y Barcelona tienen los barrios más caros para alquilar vivienda, con precios por encima de la media nacional, según los datos del Índice Inmobiliario Fotocasa, publicado este lunes.

Recoletos, en el distrito madrileño de Salamanca, duplica la media nacional, con 21,18 euros por metro cuadrado, por lo que el alquiler de un piso de unos 80 metros cuadrados costaría unos 1.694 euros.

En el caso barcelonés, el barrio más caro es Fort Pienc, en el Eixample, donde el alquiler de un piso de 80 metros cuadrados puede situarse en los 1.580 euros de media, con el metro cuadrado en 19,76 euros.

Esta tendencia al alza se repite en los barrios de las dos ciudades, en las que en los últimos años se han revalorizado las viviendas en alquiler.

La directora de Estudios y portavoz de Fotocasa, María Matos, explica que este comportamiento responde a la elevada población de ambas ciudades, con un parque de vivienda en alquiler que «se mantiene prácticamente estable desde hace muchos años».

«Es un factor que fomenta la demanda y empuja al alza los precios. Además, estos barrios con mayor coste corresponden a las zonas más céntricas de las urbes, donde habitualmente se concentra la mayoría de los ciudadanos, y también son las que presentan un mayor nivel socioeconómico», añade Matos.

Fotocasa sitúa los 20 barrios más caros de España en Madrid y Barcelona, a excepción del Área Romántica en el Centro de San Sebastián, con una media de 18,18 euros por metro cuadrado.

Entre las zonas más asequibles para el alquiler de vivienda se encuentran barrios en Castilla y León y Castilla La Mancha, donde ninguna zona supera los 10 euros por metro cuadrado.