Mientras el mundo se apresura a distribuir vacunas en medio de un aumento de los casos de COVID-19, los analistas del gigante de la inversión Goldman Sachs señalan tres riesgos principales que podrían poner en peligro la fuerte recuperación económica y el sólido auge del gasto de los consumidores que prevén para 2021.

El riesgo más grave, según los analistas, es la aparición de una variante del coronavirus resistente a las vacunas ya desarrolladas, lo que significaría que el gasto público en virus se dispararía de nuevo y la recuperación quedaría congelada mientras se desarrolla una nueva vacuna.

En ese escenario, los analistas prevén que cualquier avance hacia la inmunidad de rebaño se “perdería o sufriría un grave retroceso” y, como resultado, el gasto de los consumidores no se recuperaría hasta 2022.

Los analistas señalan que este escenario extremo no se tiene en cuenta en sus previsiones de base para la economía porque los virus generalmente “no mutan de una manera que haga que las vacunas sean regularmente ineficaces”.

Un riesgo más moderado es que las nuevas variantes del virus dificulten la inmunidad de rebaño porque son más infecciosas o hacen que las vacunas sean menos eficaces, dijeron los analistas. Eso significaría que el virus sigue extendiéndose durante más tiempo del que esperan los expertos, lo que provocaría que el repunte del gasto de los consumidores se “retrase y se suavice”.

Por último, los analistas señalaron que el aumento de la precaución de los consumidores, especialmente entre los grupos de riesgo como las personas mayores, que persiste después de que el virus disminuya, podría retrasar la vuelta a la normalidad, pero señalaron que este riesgo es relativamente limitado, ya que el gasto de los consumidores sólo ha disminuido ligeramente este invierno a pesar del enorme aumento de los casos de Covid-19.

Cita crucial

“Esperamos que la propagación del virus sea un determinante importante del equilibrio de riesgos en el futuro”, escribieron los analistas, “ya que un mayor número de casos aumenta las posibilidades de mutaciones problemáticas y un menor número de casos eleva las perspectivas de una sorpresa al alza del gasto de los consumidores en 2021.”