El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha comenzado a investigar más de 1.600 posibles irregularidades en el sector agrario como posible foco de rebrotes de Covid-19. 

Según el Ministerio de Sanidad, los rebrotes entre los trabajadores del sector hortofrutícula son los más frecuentes en el medio laboral, favorecidos por las condiciones de vida y transporte de estos trabajadores.

A principios de mes se habían detectado ya más de 500 casos en 3 brotes diferentes. A inicios de la campaña, Philip Alston, relator de la ONU, comparó las condiciones de los trabajadores de este sector en el Andalucía con las de las personas que habitan en los campos de refugiados.

El pasado mes de mayo comenzó una campaña de inspecciones de trabajo en el sector agrícola para detectar casos de explotación laboral e incluso trata de seres humanos. A día de hoy la mayor parte de las 1.600 investigaciones que se abrieron siguen en curso, pero de las investigaciones ya zanjadas, la mayoría se trataban de irregularidades económicas o en la Seguridad Social.

Hasta la fecha se han revisado los contratos de trabajo de 1.940 trabajadores del sector, transformando en indefinidos los contratos temporales de 578 hombres y 177 mujeres. También ha habido expedientes que se han saldado con comunicaciones a Fiscalía.