La pandemia que afecta a toda la sociedad ha provocado una situación sanitaria de vital emergencia y duras consecuencias: el confinamiento y cierre de centros de trabajo y escuelas en todo el país traen consigo, entre otros aspectos, cierta inseguridad entre la población en relación con sus necesidades de alimentación más esenciales. Familias vulnerables, hogares unifamiliares y niños que no tienen acceso a las becas comedor son algunos de los colectivos más afectados. Ahora más que nunca, es el momento de ser solidarios y estar al lado de las familias. Ante la inesperada crisis, y con esa firme idea en mente, Danone ha puesto en marcha el Programa de Acción Social ‘Alimentar por Amor’, que incluye tres líneas de trabajo: garantizar el suministro y la seguridad de los empleados de Danone y los integrantes de la cadena alimentaria, apoyar a los colectivos vulnerables a través de donaciones y colaboraciones con entidades sociales y ofrecer soporte a las familias en diferentes ámbitos, desde la cobertura de las necesidades esenciales de alimentación e hidratación, hasta educación.

“La crisis global que estamos viviendo requiere un compromiso de todos. En estas circunstancias excepcionales, las empresas pueden ser ejemplo de solidaridad, empatía y compromiso, valores con los que Danone se ha identificado a lo largo de sus cien años de historia”, explica Paolo Tafuri, director general y CEO de Danone España. “En un contexto de incertidumbre, es importante mantener y asegurar el suministro de alimentos de primera necesidad, como los lácteos, leches infantiles y el agua mineral, a los colectivos más vulnerables. Por eso colaboramos con entidades que nos ayudarán a hacer llegar nuestra ayuda a quien más la necesita”, concluye Tafuri.

Seguridad del trabajador

Desde que a inicios del pasado mes de marzo se hiciese patente la crisis sanitaria, para Danone han sido prioridad la seguridad y salud de sus empleados, clientes y colaboradores, protagonistas todos de la cadena de producción y suministro, que cada día continúan firmes en sus puestos de trabajo para hacer que los productos Danone sigan llegando a consumidores, pacientes y clientes dentro del marco de medidas excepcionales que supone el confinamiento.

Para reconocer ese compromiso y esfuerzo, Danone España ha incluido una prima excepcional de 500 euros en la nómina de abril de los 911 empleados de la firma que se han seguido desplazando a las fábricas, bases logísticas y embotelladoras durante el estado de alarma. Además, a nivel global, asume el compromiso con su plantilla y ha garantizado los contratos y salarios de sus 100.000 trabajadores en todo el mundo, hasta el mes de junio. En España, las tres divisiones de la compañía cuentan con una plantilla cercana a los 2.000 trabajadores.

Entidades de referencia

En línea con su misión de aportar salud al ciudadano a través de la alimentación y la hidratación, Danone ha implementado un plan de apoyo social a aquellos colectivos más necesitados y ha comprometido la donación de un millón de yogures –así como productos de alimentación infantil [leche de continuación y papillas de cereales] para bebés de más de seis meses– y 180.000 litros de agua mineral al mes, durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria. Dicha contribución, se canalizará a través de diferentes entidades sociales con las que colabora la compañía: Cruz Roja Española, la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), la Asociación Española de Aguas Minerales (ANEABE), Cáritas o Food4Heroes.

Danone ha reforzado las donaciones que, de forma habitual, realiza a FESBAL y ha hecho aportaciones económicas para la adquisición de alimentos de primera necesidad y materiales EPIs. También ha puesto en marcha ‘Querer el doble’, una iniciativa para fomentar donativos a través de la plataforma de crowdfunding GoFundMe. Las ayudas se canalizan a través de FESBAL, para asegurar que llegan a todos los hogares del territorio que lo puedan necesitar. Danone inició la actividad con una aportación de 15.000€, y se ha comprometido a duplicar las donaciones realizadas, el reto es conseguir 200.000 €. La compañía se ha sumado también a determinados movimientos sociales como el proyecto Food4Heroes, una colaboración con la que llegarán a dieciséis hospitales de Madrid a los que se envían kits de yogur bebible y botellines de agua mineral. Además, Danone ha donado hasta 20.000 mascarillas a aquellos ganaderos con los que habitualmente colabora para ayudar así a los que están en primera línea.

Apoyo a las familias

Focalizado especialmente en aquellos hogares con niños pequeños, Danone está ofreciendo soporte directo a las familias en ámbitos que van desde la cobertura de necesidades esenciales de alimentación, hasta la educación. El primer paquete de medidas se ha centrado en reforzar el proceso educativo, a través del proyecto ‘Alimentando el cambio’. Con dicha iniciativa se busca, durante este periodo crítico, apoyar a los padres en el mantenimiento de unos hábitos saludables de alimentación, y de bienestar emocional, en los niños. Esta iniciativa, nace de la unión de Danone y la Fundación Ashoka, junto con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y el Ministerio de Educación y Formación Profesional, y busca convertir a las nuevas generaciones en agentes de cambio e impulsar una revolución de la alimentación desde la base.

Desde hace más de cien años, Danone está comprometida con la salud y la alimentación de las personas. En un contexto de excepción como el actual, esta responsabilidad se irá adaptando a las necesidades y circunstancias del momento, poniendo sus recursos al servicio de quienes más lo necesitan.