Sacha Michaud, cofundador de Glovo junto a Óscar Pierre, ha contado en una nueva sesión de #TapasLive cómo se está adaptando la start up a la nueva realidad provocada por al crisis por coronavirus. 

“La compañía ha reaccionado de una forma increíble. Primero, trabajando a distancia, desde casa, y luego, adaptándose a la normativa local de cada país. Ha habido una bajada en todos los países que luego se ha ido recuperando paulatinamente, pero no hemos llegado todavía a los pedidos habituales. En Glovo salimos, muy de vez en cuando, a repartir. El dinero que ganaría el repartidor, lo doblamos y se destina a ONGs. Salvo en Perú, Honduras y Marruecos, donde no se puede hacer delivery ahora, en el resto de países las medidas son muy parecidas“.

En este sentido, han extremado las medidas de higiene y seguridad con el objetivo de evitar al máximo situaciones de contagio entre usuarios, repartidores, partners y empleados. El directivo matiza que han repartido máscaras y gel a los trabajadores y cambiado la dinámica de las entregas. En concreto, han establecido un procedimiento contactless “en todo el proceso de recogida en el establecimiento y en la entrega al cliente”.

Además, han ampliado la oferta a sus clientes. “Los chefs quieren controlar cada momento del desarrollo y, con el reparto, en cuanto sale del restaurante, ese control se pierde. Pero parece que con esta crisis están probando. Muchos restaurantes que no estaban en la plataforma se han dado de alta. Y ha habido un incremento importante en supermercados, en algunos casos de entre 300% y 400%. Como los supermercados online estaban saturados, hemos podido cubrir ese hueco y poder llevar compras pequeñas de cosas esenciales”.

Delivery: beneficio o pérdida

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 está cambiando los hábitos de consumo de los españoles, potenciando las ventas de restaurantes locales y pymes –denominados ‘local heroes en la comunidad Glovo–. “Lo que llamamos ‘local heroes’ están vendiendo el doble en Glovo de lo que vendían antes“.

Una de las preguntas que se hacen en el sector de la restauración es si les compensa vender sólo por delivery. Michaud asegura que Glovo está “ayudando a los locales a tomar este tipo de decisiones“.

En su opinión, no se va a volver a la normalidad “en un día”: “Va a haber una transición muy dura y el pequeño comercio va a ser quien más sufra. Nuestra función es ayudarles“.

Iniciativas sociales

Michaud es el impulsor de los planes de ayuda y apoyo social que han desarrollado estas semanas para minimizar el efecto del COVID-19 en la sociedad, como adherirse a la campaña de ayuda social #JuntosYComprometidos de Zurich Seguros –con el que reparten comida a más de 1.000 profesionales sanitarios en Cataluña– o el plan de ayuda a organizaciones locales de España.

Asimismo, ofrece su servicio de entrega gratuito para la categoría de Parafarmacia para los usuarios de las más de 80 ciudades españolas en las que opera, respondiendo a la necesidad de dar apoyo a los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad. Nos dimos cuenta de que al servir de forma gratuita productos de farmacia, quitábamos barreras a grupos vulnerables y así no tenían que bajar a comprar ellos“.

Más información: