Alfonso Cortina de Alcocer (Madrid, 1944), expresidente de Repsol y de la inmobiliaria Colonial, ha fallecido por coronavirus a los 76 años de edad, según adelanta El Mundo.

A finales de marzo, el empresario acudió al hospital de Toledo con fiebre, por lo que se le realizó el protocolo sanitario contra la pandemia. El pronóstico era bueno y la familia se mostraba esperanzada con que pudiera superar la enfermedad, según trasladaban fuentes de su entorno.

El directivo comenzó su trayectoria profesional en 1968 en el Banco de Vizcaya como Jefe de los Servicios Técnicos del Banco de Financiación Industrial. Entre 1974 y 1982, fue director de Administración de la Inmobiliaria Bancaya y CEO de Hispano Hipotecario del Grupo Banco Hispano Americano de 1982 a 1984.

A mediados de los 80, continuó con su trayectoria profesional en el Grupo Construcciones y Contratas (1984-1996), donde se ocupó de la gestión de Portland Valderrivas como vicepresidente, consejero delegado y, desde 1990, como presidente.

El nieto del que fuera alcalde de Madrid Alberto Alcocer y Ribacoba, fue presidente de Repsol entre 1996 y 2004 –pasó el testigo de la dirección a Antonio Brufau– y de la inmobiliaria Colonial de 2004 a 2006. En 2007, fue nombrado máximo representante de la firma de capital riesgo Texas Pacific Group (TPG) en el mercado español.

También ha sido Vicepresidente y miembro de la Comisión Delegada de GRUCYCSA, entre abril de 1995 y junio de 1996, y consejero de Ferrovial de 1998 al año 2000.

Alfonso Cortina era propietario de las bodegas Pago de Vallegarcía, situada en el corazón de los Montes de Toledo, y poseía una de las colecciones de vino más grandes de España.

Josu Jon Imaz recoge el Premio Forbes al mejor CEO

Repsol pierde 3.800 millones para ser ‘cero emisiones’ en 2050