El Gobierno ha anunciado una restricción de los despidos para evitar que las empresas echen a trabajadores por la crisis del coronavirus. “No es necesario despedir a nadie en nuestro país”, ha dicho varias veces la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario de este viernes.

El Consejo de Ministros también ha aprobado medidas para agilizar los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) y que los contratos temporales se mantengan hasta que concluya la crisis sanitaria del coronavirus. En este sentido, Díaz ha dicho que, en los casos en que los trabajadores temporales se vean afectados por ERTEs, esos contratos se “interrumpen” y se retomarán cuando termine el confinamiento.

El objetivo del Gobierno con esta medidas es que se evite la destrucción de puestos de trabajo y que las empresas cuya facturación haya descendido a causa de la crisis del coronavirus no despidan a trabajadores, sino que apliquen ERTEs. “No tiene sentido despedir cuando el propio Gobierno de España está permitiendo los ERTEs”, ha dicho Díaz.

“Nadie puede aprovecharse de esta crisis sanitaria. No se puede utilizar el Covid-19 para despedir”, ha añadido Díaz.

Medidas laborales frente al COVID-19

  • Favorecer y facilitar el trabajo a distancia.
  • Facilidades para conciliar con el objetivo de cuidar a familiares.
  • Agilizar el proceso de autorización de ERTEs para conservar el empleo cuando pase la crisis sanitaria.
  • El Estado pagará las prestaciones por desempleo de todos los trabajadores y trabajadores afectadas por ERTEs. Ninguna trabajadora o trabajador quedará desprotegido en la crisis sanitaria.
  • El paro cobrado mientras dure esta situación no restará a trabajadoras y trabajadores su acumulado en la prestación por desempleo.
  • Beneficios específicos para trabajadoras y trabajadores fijos discontinuos, a tiempo parcial y cooperativas en materia de prestaciones por desempleo.
  • Prórroga automática de las prestaciones por desempleo.

Más información: