María Dolores de Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro, se encuentran en cuarentena tras dar positivo por coronavirus. Ambos han sido atendidos en un hospital, pero ya se recuperan en su domicilio para evitar contagios.

La expresidenta de Castilla-La Mancha tenía los resultados del test de coronavirus desde el pasado fin de semana, pero ella misma pidió que la noticia no trascendiera.

Cospedal lleva casi dos años –desde noviembre de 2018– al margen de la vida política, después de presentarse a las primarias del Partido Popular ganadas por Pablo Casado. Tras unos meses de descanso, la expresidenta de Castilla-La Mancha se incorporó en su puesto de abogada del Estado, un cargo que no ejercía desde 2005.

Hace dos meses, la exsecretaria general del Partido Popular y abogada del Estado, se incorporaba en calidad de socia al despacho CMS Albiñana & Suárez de Lezo dirigido por César Albiñana.

La ex dirigente del PP se une a la larga lista de políticos que han dado positivo en el covid-19 como Esperanza Aguirre, Irene Montero, Isabel Díaz Ayuso y Santiago Abascal.

Más información: