Getty Images

La celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio sigue dividiendo a la sociedad japonesa. A las peticiones de médicos y políticos del país para que la cita no se celebre este año, se ha sumado ahora la presión del líder de la oposición, que prevé un aumento «explosivo» de casos de coronavirus por la «alta movilidad» de personas durante los Juegos.

El político nipón, Yukio Edano, líder de la oposición nipona, ha sido una de las últimas voces críticas con la celebración del certámen. Los Juegos Olímpicos de Tokio debían haberse celebrado entre el 24 de julio y el 9 de agosto de 2020. La pandemia, sin embargo, obligó a cancelarlos y a posponerlos un año.

Si finalmente se celebran, los Juegos arrancarían el 23 de julio y terminarían el 8 de agosto. Según Forbes US, Edano sostiene que provocarán un aumento de casos en agosto y septiembre por encima de los niveles que registran actualmente. Por ello, ha pedido que se cancelen o se vuelvan a posponer un año más.

Aunque el número de nuevos casos de covid-19 ha disminuido considerablemente en todo Japón, Tokio sigue registrando una media de 400 nuevos casos diarios. A favor de la situación epidemiológica de Japón juega su ritmo de vacunación. En total, ya ha administrado 20,3 millones de dósis, con casi el 11% de la población recibiendo al menos una inyección, según el rastreador de vacunación de Bloomberg. Pese a que empezaron tarde, el país asiático ha acelerado su ritmo significativamente en las últimas semanas. En la última semana, según Reuters, ha administrado cerca de 710.000 dosis cada día, acercándose al objetivo de un millón de inyecciones diarias.

Japón, que ha inyectado al menos una dosis de la vacuna al 11% de la población, está registrando una media de 400 contagios diarios

Por ahora, el Comité Olímpico Internacional (COI) sigue decidido con que los Juegos se celebren este año. Pero, en todo caso, a finales de junio se decidirá si podrán asistir espectadores o no. El vicepresidente del organismo deportivo, John Coates, explicó que la resolución sobre la asistencia del público probablemente se tomará teniendo en cuenta las normas de Japón para las demás ligas deportivas de Japón. Es decir, que la cita olímpica no recibiría una autorización oficial para permitir aficionados.

Los Juegos desgastan al Gobierno nipón

La probable celebración de los Juegos Olímpicos este verano está desgastando al actual Gobierno nipón. El primer ministro, Yoshihide Suga, está registrando su nivel más bajo en los índices de aprobación. Según una encuesta realizada por el periódico japonés Yomiuri Shimbun, el Gobierno de Suga ha pasado de gozar de un 74% de aprobación en septiembre de 2020 a un 37% a principios de este mes.

Pese a la oposición de los médicos japoneses, que advierten de que el país ya tiene sus infraestructuras médicas al límite, el Gobierno estudia permitir público en las Olimpiadas debido a su optimismo con la campaña de vacunación. Los medios de comunicación japoneses sugieren que Suda quiere que los Juegos se celebren con éxito para impulsar el apoyo a su gobierno y poder convocar elecciones anticipadas tras la cita deportiva.