Un meme sin texto de un perro con una camiseta tuiteado por el hombre más rico del mundo, Elon Musk, hizo que una de las criptodivisas más grandes del mundo subiera un 12% este martes, uno de noviembre, el último ejemplo de actividad irónica en las redes sociales que provocó grandes movimientos de dinero.

El tuit de Musk, en el que aparece un Shiba Inu adornado con el logotipo de Twitter, se hizo viral al instante y obtuvo casi 600.000 «me gusta».

La imagen es una aparente referencia a los informes de que Musk incorporará dogecoin, una moneda con la cara de un Shiba Inu, en Twitter.

Dogecoin subió hasta su máximo de seis meses de 0,14 dólares, y se ha incrementado la friolera de un 131% en el último mes, según el rastreador de activos digitales de FORBES.

También ganó la criptomoneda Shiba Inu, que aumentó un 8% este martes, uno de noviembre.

Aparte de los tokens caninos, el mercado de las criptomonedas se incrementó en general, con el bitcoin y el Ethereum ganando un 2,6% y un 5%, respectivamente.

Musk impulsa dogecoin

Dogecoin ha ganado 10.200 millones de dólares en capitalización de mercado desde el cuatro de octubre, día en el que se hizo pública la intención de Musk de cerrar el acuerdo con Twitter. Su capitalización de mercado de 19.100 millones de dólares es aproximadamente la misma que la de Hewlett Packard.

Dogecoin alcanzó brevemente una capitalización de mercado de unos 70.000 millones de dólares el año pasado, cuando registró un máximo de 0,70 dólares, antes de perder rápidamente su brillo, cayendo hasta 0,05 dólares. Gran parte de esta subida se produjo cuando Musk promocionó sin descanso la moneda. Este año ha sido sombrío para las criptomonedas, ya que el bitcoin ha caído un 57% en lo que va de año, en comparación con la pérdida del 19% del S&P 500. El ascenso y la caída de Doge reflejaron el de varios otros activos de memes, incluyendo acciones como AMC, Bed Bath & Beyond y GameStop.

La posible adopción de dogecoin es uno de los muchos cambios en la nueva red social que Musk ha anunciado en su cuenta de Twitter, ya que el multimillonario también ha anunciado el regreso del servicio de vídeos cortos Vine y una cuota mensual para que los usuarios conserven sus insignias verificadas.