A medida que han ido entrando en vigor las sanciones financieras globales contra Rusia, Bitcoin y las criptomonedas se han convertido en el centro de atención. El precio de bitcoin había crecido debido a las expectativas de que los rusos sancionados pudieran recurrir a ella, pero retrocedió después de los comentarios del presidente de la Reserva Federal de EE UU (la Fed, por sus siglas en inglés), Jerome Powell. Ahora, las redes de tarjetas de pago más grandes del mundo, Visa y Mastercard, así como el gigante de pagos por Internet PayPal, han suspendido sus servicios en Rusia. Movimientos que un experto en criptografía describe como «un terremoto más grande que [la] prohibición de SWIFT».

«Nos vemos obligados a actuar después de la invasión de Rusia a Ucrania y los eventos inaceptables que hemos presenciado», ha dicho el director ejecutivo de Visa, Alfred Kelly, en un comunicado: y la compañía agregó que interrumpiría las transacciones «en los próximos días». Mastercard ha tomado la misma medida y dice en un comunicado que no lo hace «a la ligera»: «Mastercard opera en Rusia desde hace más de 25 años». Las tarjetas de crédito y débito emitidas por bancos rusos ya no funcionarán fuera del país, mientras que las empresas rusas y los cajeros automáticos no podrán aceptar tarjetas emitidas desde fuera del país.

Como solución, algunos medios locales aseguran que el Sberbank de Rusia comenzará a emitir tarjetas con UnionPay de China, aunque se cree que la red de pago alternativa que se fundó en 2015 tiene solo una participación de mercado del 30% en el país, según datos del banco central de Rusia.

La prohibición de Visa y Mastercard se produce después de que PayPal cerrara sus servicios en Rusia, justo una semana después de que Rusia fuera expulsada de la principal red de pagos internacionales del mundo, SWIFT. «PayPal apoya al pueblo ucraniano y apoya a la comunidad internacional en la condena de la violenta agresión militar de Rusia en Ucrania», dijo el director ejecutivo de PayPal, Dan Schulman.

«[El cierre de Visa y Mastercard] es un terremoto más grande que SWIFT», publicó en Twitter el abogado de tecnología Preston Byrne, y agregó que «se ganarán billones de dólares construyendo un sistema espejo que no responda a la presión estadounidense«. Durante la última semana, el comercio entre el rublo ruso y las criptomonedas se ha disparado, según datos de Chainalysis, una empresa de investigación de criptomonedas.

«Toda esfera cultural que no sea EE UU o China construirá pilas nacionales para redes sociales, compras y similares como parte de su estrategia de defensa digital», predijo el inversionista tecnológico Balaji Srinivasan a través de Twitter. «Pero no tendrán la escala para ser competitivos a nivel mundial por sí mismos. Tendrán que conectarse a bitcoin/web3 para eso«.

La naturaleza relativamente anónima de bitcoin y otras criptomonedas, combinada con su estructura descentralizada, significa que los países y las empresas de criptomonedas no pueden bloquear a los usuarios del sistema de la misma manera que la industria financiera tradicional. Algunas de las empresas y bolsas de criptomonedas más grandes del mundo se han visto presionadas para bloquear el acceso a sus servicios desde Rusia. Sin embargo, Coinbase y Binance, con sede en EE. UU., la bolsa de criptomonedas más grande del mundo, se han negado hasta ahora.

El fundador y director ejecutivo de Binance, Changpeng Zhao, a menudo conocido simplemente como CZ, desestimó los temores de que Rusia pudiera usar bitcoin y criptomonedas para evadir sanciones, alegando que «las criptomonedas son demasiado pequeñas para Rusia». «Actualmente, los medios y los políticos se están esforzando mucho y se centran en las criptomonedas y las sanciones», dijo CZ en un comunicado.

«Si observamos la adopción de las criptomonedas hoy en día, probablemente haya alrededor del 3% de la población mundial con algún tipo de exposición a las criptomonedas (es decir, poseer alguna criptomoneda). De ellos, la mayoría sólo tiene un pequeño porcentaje de su patrimonio neto en criptomonedas. Menos del 10% en promedio. Por lo tanto, probablemente sólo haya menos del 0,3% del patrimonio neto global en criptografía hoy. Este porcentaje se aplica igualmente a Rusia«.

«No creemos que haya un alto riesgo de que los oligarcas rusos usen criptomonedas para evitar sanciones«, publicó el director ejecutivo de Coinbase, Brian Armstrong, en Twitter esta semana. «Debido a que es un libro de contabilidad abierto, tratar de colar mucho dinero a través de criptografía sería más rastreable que utilizar dólares estadounidenses, efectivo, arte, oro u otros activos».

La semana pasada, The Wall Street Journal informó que la administración de Biden está considerando imponer sanciones al mercado de bitcoins y criptomonedas de Rusia.