En un mundo donde reina la descentralización y donde la comunidad se antepone ante todo, como es el de las criptomonedas, quien más apueste por contribuir y facilitar el desarrollo es quien se lleva la guinda del pastel. Ahí es donde entra en juego Fantom, el proyecto que podría revolucionar el mundo de las finanzas descentralizadas, las DeFi.

¿Qué es Fantom y qué papel juega en el ecosistema cripto?

Para quien aún no haya escuchado hablar de Fantom, se trata de una plataforma de contratos inteligentes basada en la tecnología DAG, es decir, de gráficos acíclicos dirigidos. Esta tecnología favorece la escalabilidad del proyecto, lo cual la convierte en una red más eficiente. Además, está  construido sobre un protocolo de consenso aBFT (Asynchronous Byzantine Fault Tolerant) llamado Lachesis, el cual permite que el uso de la red sea más barato, rápido y seguro en comparación con sus principales competidoras. 

El nacimiento de Fantom se dio a raíz de la necesidad de resolver el trilema de la blockchain al que se enfrentaban sus predecesoras: la seguridad, la rapidez y la descentralización. 

Para entender mejor cómo funciona su arquitectura, debemos entender primero cómo funciona su protocolo de consenso. Los desarrolladores de Fantom diseñaron un mecanismo propio, al que llamaron Lachesis, que tenía como principal objetivo alcanzar la tolerancia asíncrona a fallos bizantinos. Algunas de las propiedades que destacan de este protocolo de consenso son:

  1. La asincronía: los nodos tienen la posibilidad de firmar bloques sin necesidad de hacerlo en un momento determinado, lo que favorece la rapidez de las transacciones.
  1. La ausencia de liderazgo: ninguno de los nodos juega un papel especial por encima de otro.
  1. La tolerancia a fallos bizantinos: la red se mantiene funcional en caso de que un tercio de sus nodos estén defectuosos o se tornen maliciosos.
  1. La inmediatez: el procesamiento de Lachesis es sumamente rápido, las transacciones se confirman en cuestión de segundos.
  1. La independencia: las aplicaciones construidas sobre la red de Fantom están ligadas a Lachesis, aunque son totalmente independientes a las demás; esto evita que se sature la red por tráfico.

Lachesis tiene la particularidad de ser una capa de consenso que puede extenderse y aportar su seguridad a otras capas que quieran ser parte del ecosistema de Fantom, por lo que su red puede albergar múltiples capas blockchain, teniendo a Lachesis como su núcleo central.

Las principales características de Fantom

En primer lugar, Fantom es una plataforma descentralizada de código abierto y permissionless, es decir, no requiere de permisos para poder acceder. Además de estos tres pilares fundamentales, Fantom cuenta con una serie de características que hacen de ella una de las plataformas del momento:

  1. Velocidad transaccional: las transacciones en Fantom son rápidas y se ejecutan en cuestión de segundos.
  1. Escalabilidad: puede procesar miles de transacciones por segundo y puede escalar a cientos de nodos gracias a cómo está planteada su infraestructura.
  1. Seguridad: hace uso del protocolo de consenso de Proof-of-Stake, por lo que la red de Fantom es una red descentralizada. Gracias al sistema PoS y a la escalabilidad de la red, cuantos más nodos, más segura será.
  1. Contratos inteligentes: se trata de una red totalmente compatible con Ethereum.
  1. Modular: Lachesis es un mecanismo flexible capaz de extenderse a más proyectos, lo cual facilita el traspaso de otros proyectos de Ethereum a la red de Fantom.
  1. Personalizable: las blockchains se pueden conectar a Lachesis y se pueden comunicar entre ellas fácilmente. Cada blockchain funciona de forma independiente entre sí; en otras palabras, varias blockchains soberanas pueden conectarse a su núcleo (Lachesis), intercambiar datos entre sí, crear su propio token y sus propias reglas de gobernanza.

El token de Fantom

El token principal de la red de Fantom es el FTM. Dentro de su ecosistema, este token tiene diferentes funciones. 

La función principal del token es la de proporcionar seguridad a la red por medio del mecanismo de consenso Proof-of-Stake. Cualquier usuario en posesión del token puede hacer staking de sus tokens FTM delegándolos en nodos validadores de confianza para ayudar a mantener la red segura. A cambio, tanto el nodo encargado de firmar y validar los bloques como el usuario que ha delegado sus tokens reciben recompensas.

Por otro lado, tenemos la función de pagos. Este token es ideal para enviar y recibir pagos gracias al alto rendimiento de la red de Fantom, que permite transacciones casi instantáneas y a muy bajo coste. Si realizas tu transacción en la red de Fantom, no tardará más de 1 segundo y te costará alrededor de 0,0000001 $.

Por último, tenemos la gobernanza. Dado que Fantom es una red totalmente descentralizada, cualquier decisión con respecto a su red se lleva a cabo mediante un sistema de gobernanza on-chain. De este modo, aquellas personas que posean FTM pueden hacer propuestas y votar por cambios y mejoras en la red.

¿Qué wallets puedo usar en Fantom?

Fantom admite diferentes tipos de wallets, donde los usuarios pueden o bien almacenar sus tokens de FTM, o bien tradear y comercializar con ellos. Entre la cantidad de wallets que existen, de las que son compatibles con Fantom destacan fWallet, que es la wallet propia de la red, Metamask, Coinbase Wallet, Trust Wallet, Math Wallet, Coin98, Edge, Bitkeep, OKEx, D´CENT y Token Pocket.

Hacer staking en Fantom 

Al contrario que otros proyectos, Fantom ha logrado mantenerse firme tanto en cuestiones de seguridad como en descentralización pese a haber evolucionado en escalabilidad. Además del protocolo de consenso Lachesis (aBTF), Fantom utiliza el algoritmo de consenso Proof-of-Stake para validar transacciones y ayudar a mantener la seguridad y la descentralización de la red. Para ello, los usuarios pueden delegar sus tokens en los operadores de nodos encargados de validar los bloques de la red para poder hacer staking en FTM y obtener recompensas a cambio.

Utiliza un modelo de Fluid Staking en que los participantes seleccionan un periodo de bloqueo de entre 0 y 365 días. El porcentaje de recompensas aumenta cuanto mayor sea el tiempo de bloqueo, dejando las mejores recompensas a los delegadores más comprometidos con el proyecto. De esta manera, el proyecto se asegura una sostenibilidad y estabilidad a largo plazo.

DeFi en Fantom

Una de las ventajas de Fantom es que puedes usar tus tokens FTM para conseguir fUSD para poder sacar provecho de los beneficios de las DeFi. Este token es estable y su valor se corresponde siempre en un valor 1:1 con el dólar americano. El fUSD garantiza el acceso a las diferentes herramientas DeFi de Fantom. Con él, se puede hacer staking, se puede intercambiar por otros tokens, o incluso hacer lending, es decir, para pedir préstamos de otras criptomonedas dejando fUSD como moneda colateral.

El ecosistema de Fantom también con sus propios proyectos DeFi. Entre ellos destacan SpiritSwap, SpookySwap, el cual usa un modelo AMM (Automated Market Maker) similar a Uniswap; HyperJump, un protocolo que pretende hacer de DeFi un espacio más divertido; y, por último, Beefy Finance, una plataforma de optimización de rendimiento multichain, cuyo objetivo es agrupar la liquidez de las plataformas DeFi basadas en Fantom, como SpookySwap, Ester y Froyo, para dar mejores rendimientos a los poseedores de su token nativo BIFI.

Fantom se ha centrado en los casos de uso de DeFi con la ayuda del fundador de Yearn Finance, Andre Cronje, quien asesora al equipo de Fantom de manera continua. Hasta la fecha, Andre ha asesorado y ayudado a promover los esfuerzos de múltiples cadenas de Fantom, como el lanzamiento del puente de Fantom a Ethereum.

La dualidad de consensos aBFT y Proof-of-Stake ha hecho de Fantom la red escalable y segura que es hoy día. Por esta misma razón, se ha visto un creciente uso de la red durante estos últimos meses, incidiendo positivamente en el precio de FTM y en la creciente actividad en la comunidad de Fantom. Sin duda, Fantom es una red única que abre la posibilidad a desarrolladores de crear DApps sobre su red a precios irrisorios y a la vez que asegura transacciones rápidas y económicas a sus usuarios. Queda mucho camino por recorrer pero, sin duda, este proyecto lleva la delantera.

*Joel Jabalera comenzó su trayectoria en el apasionante mundo de las criptomonedas en 2013. Desde entonces, ha sido inversor ángel en más de 100 proyectos, que hacen uso de las criptomonedas y de la tecnología blockchain para financiarse. Además, es influencer para la comunidad hispanohablante. A día de hoy, Joel es Co-Founder y CEO de Stakely.io y Stakely.vc, una plataforma de staking de criptomonedas donde sigue cumpliendo metas y proponiéndose nuevos objetivos.