Bitcoin será moneda de curso oficial en El Salvador. El Parlamento salvadoreño ha aprobado la legalización del uso de esta criptomoneda que convivirá con el dólar estadounidense, la divisa del país desde 2001.

El gobierno salvadoreño desveló esta propuesta el pasado fin de semana en el marco de una conferencia mundial sobre esta criptomoneda celebrada en la ciudad estadounidense de Miami. Según el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, la adopción del Bitcoin como moneda legal facilitaría la inclusión financiera de la población y generaría riqueza al país.

¿Qué impacto tendrá la medida? Los expertos coinciden en que aún es pronto para hacer un pronóstico del impacto que puede tener la medida, pero la aprobación de esta ley lanza un poderoso mensaje: la transición de la inversión hacia el desarrollo de un sistema financiero basado en cripto es posible.

«En esas implicaciones en el largo plazo hay varios elementos que deben ser parte de la conversación», afirma en Forbes USA Sean Stein Smith, profesor, emprendedor, CPA y entusiasta del universo blockchain.

«Cuando este entusiasmo, completamente justificado, se asiente, habrá que plantear la implementación de la medida. Desde una perspectiva general, el problema no es tecnológico, la tecnología funciona bien. Los problemas estarán relacionados con la mentalidad y la política financiera«, opina el experto.

Para este experto, el paso dado por El Salvador debe llamar la atención sobre varios aspectos. Uno de ellos es el estatus del dólar como divisa de reserva mundial, «algo que es un privilegio, no un derecho». La apuesta por Bitcoin hace pensar entonces en la confianza en su posición como activo de reserva.

Otro de los aspectos a tener en cuenta, según Stein, es que la política fiscal debe evolucionar. «Se ha dicho innumerables veces. El tratamiento fiscal de los criptoactivos debe evolucionar y seguir el ritmo de innovación del mercado», opina. La decisión de El Salvador lanza otra señal: «El mercado está avanzando y los legisladores tienen que seguir el ritmo. Especialmente a la luz de la reciente decisión de coordinar la política fiscal global entre las naciones del G7«

Además, «si los legisladores quieren evitar los paraísos fiscales para criptomonedas, las decisiones políticas deberían reflejar esto de manera más productiva», considera Stein.

Por último, el experto destaca que este anuncio sirve como espaldarazo para las criptodivisas en medio de una creciente narrativa que critica su falta de estabilidad.

Uso «irrestricto»

El Parlamento ha aprobado la medida este miércoles. «En la sesión plenaria 7, con 62 votos, la nueva Asamblea aprobó la ‘Ley Bitcoin’, con la que El Salvador adopta el Bitcoin como moneda de circulación legal», ha indicado el organismo a través de la red social.

Bukele ha aplaudido la medida y, a través de su cuenta de Twitter, ha señalado que El Salvador hace «historia» convirtiéndose en el primer país que aceptará esta criptomoneda como divisa de curso legal. «La ‘Ley Bitcoin’ acaba de ser aprobada por mayoría calificada en la Asamblea Legislativa. ¡62 de 84 votos!», ha destacado.

La ley aprobada por el organismo recoge que el uso de esta criptomoneda será «irrestricto con poder liberatorio e ilimitado en cualquier transacción y a cualquier título que las personas naturales o jurídicas públicas o privadas quieran realizar».

Asimismo, en la norma se indica que la tasa de cambio entre el dólar y el bitcoin será establecida por el propio mercado, si bien para fines contables se seguirá usando el dólar como referencia, según indica el diario salvadoreño La Prensa Gráfica.

La medida adoptada por El Salvador no ha pasado desapercibido para las bolsas europeas. La cotización del Bitcoin registraba un avance del 3,16% tras la apertura de los mercados del Viejo Continente, hasta los 34.224 dólares, después de conocer la noticia.