En primer lugar, las criptomonedas son monedas encriptadas, una forma de divisa creada sobre la base de la tecnología blockchain con el objetivo de hacer transacciones financieras digitales seguras entre personas sin necesidad de la ayuda (y la comisión) de los bancos. Las criptomonedas están abriendo nuevos horizontes a la inversión y pueden llegar a cambiar nuestra forma de interactuar con el dinero y nuestra relación con todo el sistema bancario.

Víctor Ronco y Carlos Callejo González son los autores de Criptomonedas para Dummies, un libro didáctico que pretende acercar este universo de dinero digital al público en general. “Mucha gente no sabe realmente qué son las criptomonedas y desconoce por completo qué tecnología las sustenta, llamada blockchain”, explica Carlos, así que “con esta iniciativa ponemos nuestro granito de arena para que este mundo fascinante y lleno de oportunidades pueda ser entendido por todos”. No sólo existe el Bitcoin, “existen más de 7.000 criptomonedas y cada una atiende a un proyecto diferente”, aclara.

Por su parte, Víctor señala que “cada una de estas criptomonedas tiene un uso distinto” y que “existen monedas para ser utilizadas como reserva de valor, otras como unidad en el programa de incentivos de una empresa o incluso como representación digital de un activo físico, como un inmueble”. En la actualidad, “ya ha captado fondos de inversores particulares e instituciones y mueve 2.500 millones de dólares de capitalización” y añade que “es un ecosistema con muchos productos distintos, con liquidez, volatilidad y todas las herramientas de inversión que ofrecen otros mercados tradicionales como la renta variable”.

Sin embargo, “más allá de la especulación o la inversión a corto plazo”, matiza Víctor, “el Bitcoin se ha convertido en un vehículo de ahorro frente a la inflación, especialmente en países con economías debilitadas, como en algunas zonas de África o en Turquía, con una lira turca tremendamente devaluada. En estos casos, las criptomonedas se perciben y usan como activo refugio ante la necesidad de sus ciudadanos de preservar el valor de sus ahorros”.

Valor de mercado

Pero vamos a lo que interesa. ¿Cómo se establece y regula su valor de mercado? Aunque ya hay varios gobiernos trabajando en su propio Banco Central de divisas digitales (CBDC en inglés), “la mayoría de criptomonedas tienen una política monetaria y un mecanismo de generación de nuevas unidades propio”, explica Víctor. “Estos factores determinan tanto el coste de producir cada criptomoneda como también el número de unidades máximo, que puede ser tanto limitado, como ilimitado. Más allá de todos estos factores fundamentales intrínsecos a cada moneda, el precio final lo determinará el mercado en función de la oferta y la demanda mundial”.

Borja Adsuara es profesor de Derecho Digital en la Universidad Villanueva y explica que “por ahora, no hay una legislación específica al respecto, aunque la Comisión Europea está trabajando en un reglamento sobre un marco regulador de los criptoactivos”. Mientras tanto, “se les aplica la normativa referida a bienes de inversión y a medios de pagos, la normativa fiscal, la de lucha contra el blanqueo de dinero, etc. Al no estar respaldadas por una autoridad monetaria, como los Bancos Centrales de los países, están sometidas a mayores fluctuaciones”. También resalta que “aunque ya están sustituyendo a otras formas de inversión, tendrá que pasar un tiempo para ver si se consolidan y de qué forma lo hacen”.

Negocios relacionados

“Ante la desconfianza que tenía la gente”, Alex Fernández fundó BitBase SL, una empresa de tiendas físicas de compraventa de criptomonedas de la que también es CEO y que en la actualidad cuenta con establecimientos repartidos por toda España. “A pesar de ser un mundo completamente digital, la gente necesita información y cierto tipo de público también necesita que la empresa tenga presencia física, por eso nosotros ofrecemos expertos que pueden asesorar a lo largo de todo el camino”. En su opinión, las criptomonedas “sustituirán la economía tal y como la conocemos, pero esto lo viviremos dentro de unos 10 años, cuando las nuevas generaciones sean las protagonistas de la economía”.

Mientras tanto, en las tiendas funcionan “a demanda”, explica Álex, “vendemos prácticamente todas las criptomonedas del mercado, pero a día de hoy recomendamos que la gente invierta un dinero que no necesite en el día a día, porque es un activo nuevo y revolucionario, pero muy volátil”. El año pasado vendieron cerca de 20 millones de Euros y tuvieron unas 25.000 transacciones y este año esperan vender “alrededor de 60 millones de euros y tener más de 50.000 transacciones”.