20minutos

8 consejos para premiar el trabajo bien hecho

Hay veces en los que decir un simple “gracias” puede costar demasiado. Si eres líder de una empresa, ésta debería de ser tu palabra de cabecera. Reconocer el trabajo de tus empleados y saber agradecer su esfuerzo y su dedicación es un requisito esencial para tu crecimiento profesional. Intenta valorar siempre a aquel que contribuye al buen funcionamiento de tu empresa. ¿Cómo recompensarlo? Aquí tienes unos consejos.

Compartir


1. Reconoce su trabajo en privado
Lo primero que tienes que hacer es mostrar tu satisfacción por tenerlo como parte de tu empresa. Reúnete con él y hazle saber que has seguido su trabajo diario y los resultados obtenidos. Felicítale por la calidad del trabajo realizado y su productividad dentro del negocio. Harás que se sienta motivado y valorado para continuar por ese camino.

2. Hazlo público ante sus compañeros
No está de más que, un día cualquiera, hagas ver ante todo tu equipo los logros conseguidos por tu empleado. Aunque puede resultar embarazoso para el destinatario, en el fondo, lo agradecerá. Este tipo de reconocimientos hará que otras personas se impliquen más en su trabajo para conseguir metas como esta.

3. Da prioridad a sus inquietudes
Interésate por conocer más acerca de tu empleado. Pregúntale qué tipo de trabajo le gustaría realizar y cómo se ve dentro de la empresa. Ofrécele la oportunidad de crecer profesionalmente y desarrollarse en otro tipo de funciones. Es una forma de hacerle ver que, tras el esfuerzo, siempre hay recompensa.

4. Intente mejorar su situación
Ten en cuenta cuál es la situación real de tu empleado e intenta modificar los puntos débiles de su contrato. Piensa que es una persona importante en tu empresa a la que no te gustaría perder. Muéstrate a su disposición y haz que vea en ti una persona a la que pedir consejo cuando algo no salga como él esperaba.

5. Agradece con extras
Es una especie de empleado del mes. Normalmente, cuando hay dinero por en medio, el rendimiento de los empleados suele ser mayor. Por ello, ofrece una paga extra al profesional que ha hecho un gran trabajo. Quizás, ha dedicado más horas de las debidas o trabajado en casa.

6. Se más flexible en sus horarios
Eres el jefe de la empresa y puedes organizarla como quieras. A la hora de premiar el trabajo de tu empleado, es importante que muestres cierta flexibilidad y seas más permisivo con su jornada laboral. Es decir, propón que se coja un día libre para descansar y volver con las pilas recargadas.

7. Ten en cuenta sus ideas
Un empleado que se implica en tu empresa y persigue los objetivos para el crecimiento del negocio tendrá proyectos e ideas a los que es recomendable darles voz. Invítale a que comparta contigo sus pensamientos sobre qué mejoraría de la empresa o cuál sería su modelo a seguir. Anota cada una de sus palabras, te pueden servir de ayuda. Le harás sentir una pieza clave.

8. Delega en él más responsabilidades
Todo profesional quiere avanzar dentro de la empresa donde trabaja y llegar a ocupar puestos de mayor categoría. Hacer un buen trabajo es el camino para conseguirlo. Una forma de recompensarlo es mostrar confianza en sus capacidades y dejar en sus manos proyectos de gran calado. Se sentirá con una gran responsabilidad y mostrará un compromiso mayor.