El mundo ha cambiado drásticamente en los últimos años y no hay duda de que seguirá haciéndolo. Antes fue la pandemia, ahora es la inflación y mañana será otro el factor detonante.

Lo que no cambia es la necesidad de las empresas de adaptarse al consumidor y a los nuevos cambios de comportamiento que “es de lo que depende el éxito de los negocios”, precisa Cristina Barranco, directora general de OMD España.

Comunicar es “una garantía de seguir ocupando un lugar en la mente del consumidor, de hacerse relevante en su vida”, hacerlo ya no es optativo, sino obligatorio. Cuando la empresa no habla, los consumidores lo hacen por ella.

Por eso asegura que en OMD “siempre trabajamos con una doble dimensión, negocio y comunicación, son vasos comunicantes” y claves para el crecimiento de la empresa.

La relevancia, nuevo medidor del éxito

¿Y cómo hacer esto de forma eficaz? Hasta hace poco era suficiente con tener buena notoriedad, ser una marca conocida. Para Cristina Barranco “la notoriedad ya no es suficiente como indicador del éxito de una marca, puedes ocupar el top of mind en la mente del consumidor y, sin embargo, no estar en su cesta de la compra”, que es de lo que se trata.

Frente a este medida, “vimos necesario dar con indicadores más concretos y desarrollamos Pulsing Brands”, un estudio que mide la relevancia como nuevo indicador del éxito, y con el que se ha descubierto, entre otras cosas, que “construye intención de compra en mayor medida que la notoriedad, con un coeficiente de correlación tres veces mayor”.

Esta relevancia es “multifactorial” y engloba aspectos como “la utilidad de una marca para dar respuesta a una necesidad, el vínculo capaz de construir, la conexión emocional, la capacidad de cumplir expectativas, de dotar a la marca de sentido o por afinidad e identificación con la marca”.

Por tanto, notoriedad y relevancia son factores claves a trabajar en una empresa.

En este nuevo contexto “nuestra misión es ayudar a las marcas a ocupar un lugar en estas diferentes dimensiones”. “Y lo hacemos diseñando soluciones en comunicación que incorporen estas nuevas métricas, y vayan enfocadas a hacer crecer el negocio de nuestros clientes, al tiempo que ayudamos a acelerar la transformación gracias a todo el conocimiento que tenemos de los consumidores”.