Tras una importante trayectoria en ING, Barclays, Fuji Bank o Rabobank, Cristóbal Paredes se incorpora a la entidad para ocuparse de la división de Banca Corporativa y de Inversión, un departamento con más de 750 trabajadores y presencia en medio mundo. ¿Su objetivo? Seguir liderando en el segmento empresarial, apuntalar la relación de confianza construida durante años con sus clientes y adaptarse a un entorno macroeconómico cada vez más complejo en el que será imprescindible encontrar nuevas e imaginativas formas de financiación. De ello dependerá el éxito de muchos negocios que se verán obligados a apostar fuerte durante los próximos años en materias como digitalización y sostenibilidad.

Lidera un departamento, el corporativo, clave para Banco Sabadell, que se reivindica más como un socio o aliado de las empresas que como un simple proveedor de servicios financieros ¿Qué tiene previsto para mantener ese legado?

Cuanto más cerca estemos de nuestros clientes, mejor entenderemos sus retos, y mejor les podremos ayudar y asesorar. Para nosotros es la forma habitual de relacionarnos con las empresas. Es algo que va en nuestro ADN. Por eso, el objetivo desde hace años es establecer una relación de partnership con los clientes para afrontar los desafíos y oportunidades que se puedan presentar, tanto desde las situaciones macroeconómicas como en lo referente a sus propios objetivos.

Retos que no son pocos. Guerra de Ucrania, crisis energética, inflación descontrolada, subida de tipos… ¿Cómo afrontan este difícil contexto?

Llevamos ya tiempo calibrando el posible impacto de todos estos factores en nuestros clientes. Por ejemplo, estructurando la deuda de forma adecuada y analizando los diferentes escenarios que puedan materializarse y previendo qué fuentes de liquidez van a estar disponibles. Va a ser un momento en el que estar cerca de nuestros clientes, anticiparnos y acompañarlos va a ser más importante que nunca.

La entidad se ha centrado durante años en el ‘middle market’, el segmento de
pymes que factura entre 50 y 500 millones de euros ¿Por qué esta estrategia tan definida?

Los desafíos que afrontan estas compañías en cuanto a su crecimiento, internacionalización y necesidades de inversión para expandir su negocio nos abre la posibilidad de apoyarles en muchos frentes, incluyendo todo el negocio transaccional. Además, muchas de estas empresas están teniendo un gran crecimiento, por lo que vamos a seguir focalizados en aportarles valor.

También es un momento de enorme competencia en el sector ¿Cómo consiguen construir vínculos estables con los clientes?

Es cierto que el escenario de liquidez y bajos tipos de interés ha provocado un incremento muy importante de la competencia y una inmensa actividad en el mercado de capitales. Pero para nuestros clientes sigue siendo imprescindible contar con el apoyo y la relación a largo plazo de una entidad que les ha acompañado durante circunstancias tan difíciles como las que
se han producido durante la
última década.

Qué más novedades tienen en marcha para sus clientes corporativos?

En el terreno de los canales, por ejemplo, estamos facilitando a los clientes soluciones como Sabadell FOREX, que es la plata forma líder del mercado en fun- cionalidad de cobertura de divisas con operativa real time. También nos estamos focalizando mucho en sostenibilidad donde hay grandes oportunidades en nuevas energías como el hidrógeno verde.

De hecho, os habéis convertido en todo un referente en la financiación de proyectos de energía renovable, incluidos muchos relacionados con el autoconsumo ¿En qué momento está el sector? ¿Ya se han superado los tiempos de incertidumbre?

El sector está en plena ebullición por los acontecimientos geopolíticos actuales que han traído como principal consecuencia la necesidad de avanzar hacia una menor dependencia energética y apostar fuertemente por las renovables. La incertidumbre persistirá hasta que no se mitiguen los diferentes factores externos, pero las bases hacia una política energética más equilibrada están ya sentadas. En Banco Sabadell llevamos más de 25 años financiando proyectos de energías renovables, siendo pioneros y un referente en este campo.

La división que diriges cuenta con más 750 profesionales por todo el mundo ¿Cómo se atrae y retiene el talento necesario en estos momentos?

Creo que todos los profesionales buscamos proyectos que te generen ilusión, donde puedas crecer y aprender, participar en operaciones relevantes y donde el ambiente de trabajo sea agradable. Estamos invirtiendo e incorporando a talento joven, a quiénes formamos y con quiénes diseñamos un plan de desarrollo profesional que garantice su máxima identificación e implicación en el proyecto.

Tenéis oficinas en Londres, París, Lisboa y Casablanca, una importante presencia en países como EEUU y una filial en México muy bien posicionada… ¿Qué representa en estos momentos el negocio internacional?

Esta extensa red exterior nos permite acompañar a aquellos clientes españoles en su internacionalización y, de igual forma, a multinacionales extranjeras que tienen o desean ampliar su presencia en España. La contribución del área internacional de Banca Corporativa será muy relevante en 2022 y continuaremos creciendo en sectores de actividad estratégicos.