Vuestro proyecto planea con un eje muy claro: Madrid y España. ¿Por qué?

Madrid es la ciudad y comunidad autónoma que reúne un ecosistema casi perfecto de colaboración público-privada, de aprovechamiento o de sinergias de actividad que en suma enriquecen a los ciudadanos/as. Muchas empresas, atraídas por el régimen fiscal y su carácter innovador, deciden desarrollan aquí su actividad. Además, la ciudad está viviendo un momento sensacional en cuanto a exposición internacional, crecimiento, a los buenos ratios financieros post pandemia y, a pesar de la inesperada guerra de Ucrania contamos con muy buenos datos macro que se traducen en un buen comportamiento de los datos de la economía familiar… Todo ello, sin duda, atrae la inversión y el talento.

Colaboración público-privada ¿Cómo es esta relación en la práctica?

Nosotros somos una entidad promovida por el Ayuntamiento de Madrid y por la Comunidad en el cual analizando los sectores económicos de la ciudad, nos dimos cuenta que el nicho de actividad empresarial relacionado con las soluciones urbanas con el desarrollo de ciudades, a través de las infraestructuras, es un sector destacado en la ciudad. Por ejemplo, Madrid Nuevo Norte (MNN) será el mayor proyecto de desarrollo urbano de los próximos quince años. Madrid es un reclamo internacional para la inversión y para los ciudadanos.

¿Y cómo funcionará?

Con la Comunidad de Madrid y Distrito Castellana Norte (DCN) estamos colaborando en la creación de un laboratorio de innovación en el cual la administración pública establece el marco normativo para fomentar la participación de la innovación empresarial privada. Tras el desarrollo de los distintos proyectos de innovación, estos se podrán implantar o desarrollar en MNN o en otros espacios urbanos en crecimiento. Debemos y tenemos que enriquecer y fortalecer la innovación pública y privada como base de crecimiento de la sociedad.

De un tiempo a esta parte se construye de una manera diferente. Hay nuevos conceptos que se han introducido a la hora de diseñar, como, por ejemplo, la sostenibilidad medioambiental…

La construcción es un sector pionero en innovación y sostenibilidad lo que ocurre es que se ha adoptado un roll play comunicativo muy plano. Las principales empresas constructoras son compañías que desarrollan acciones de protección del entorno por las actividades que realizan. Por ejemplo, tenemos un claro compromiso con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en todas las actividades que desarrollan las empresas del ecosistema de desarrollo de infraestructuras y soluciones urbanas.

Y, respecto a innovación, hay una clarísima apuesta por la digitalización: por la implantación de modelos BIM, por la digitalización del sector…. Desde hace años que estamos trabajando con un plano digital, en el cual todas las partes interesadas colaboran en el desarrollo de esa solución constructiva. Y esto es sumamente interesante.

La pandemia ha hecho que hayamos adelantado mucho en cuanto a digitalización. ¿Cómo afecta esto al desarrollo urbano y a la convivencia entre sus habitantes?

El país, junto con todas las empresas y la administración pública, supo adaptarse en 24/48 horas a un mundo digital. Ahora estamos en un modelo híbrido de teletrabajo y presencial en el cual se puede comprobar que existen de forma muy inicial nuevos modelos de movilidad en la ciudad. Modelos que en un corto plazo de tiempo se irán desarrollando y mejorando la circulación urbana.

Los ciudadanos, tras la irrupción del COVID, han modificado sus hábitos de consumo residencial. En la actualidad, existe una clara apuesta por espacios más luminosos, con jardín exterior y que permitan a la familia tener un cierto contacto con un entorno urbano más natural. Esto va a permitir que el espacio periurbano alrededor de las ciudades se desarrolle. Y lo estamos viendo en los desarrollos del sur que está creciendo muchísimo. Son casi 400.000 personas las que van a vivir ahí. Vamos a tener un Madrid muy céntrico con el primer cinturón M30 y el segundo cinturón M40 muy colmatado, ya desarrollado, muy estabilizado y un desarrollo importante alrededor de esa ciudad. Lo que en Londres se llama, El Gran Londres, pues aquí veremos El Gran Madrid alrededor de la ciudad.

«Singapur es el paradigma de cómo las soluciones urbanas forman la ciudad y mejoran la calidad de vida de los ciudadanos».

Vuestra visión es “desarrollar un proyecto capaz de beneficiar a toda España”. ¿Qué otros proyectos tenéis fuera de Madrid?

Estamos trabajando ya en Málaga, Alicante, Tres Cantos, Alcobendas y ahora vamos a firmar un acuerdo con Lanzarote. Además, en nuestra asociación tenemos entidades públicas nacionales que ya actúan en el conjunto del país.

¿Qué otras ciudades te parecen un buen referente a nivel de arquitectura y desarrollo urbano en el mundo?

Sin duda, Singapur. Singapur es el paradigma de cómo las soluciones urbanas forman la ciudad y mejoran la calidad de vida de los ciudadanos.

¿Cómo será Madrid en diez años?

Me imagino un Madrid sostenible, equilibrado, con una movilidad segura y que asegure la conexión de todos los ciudadanos con cualquier parte de la ciudad.

El lema de la asociación es “la vida es el arte del encuentro. Deseamos formar parte de tu camino para ayudarte a recorrerlo”. ¿Cómo y a quién podéis ayudar?

En dos años hemos pasado de tener veintitrés entidades públicas y privadas en nuestra asociación a ciento cincuenta y lo que queremos es seguir por este camino. Es decir, si tienes un proyecto innovador o de transformación urbana cuéntanoslo porque puede ser muy positivo.

Ofrecemos un ecosistema empresarial, innovador y sostenible, con el fin último de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.