El fundador de Amazon, Jeff Bezos, ha aconsejado a los consumidores y a las empresas posponer las grandes compras en los próximos meses, ya que la economía mundial se enfrenta a una desaceleración y a una posible recesión.

El multimillonario, en una entrevista exclusiva con la CNN, insta a la población a aplazar las compras de artículos de gran valor, como coches nuevos, televisores y electrodomésticos, puntualizando que retrasar este tipo de transacciones es la forma más segura de estar preparado en caso de una recesión económica prolongada.

Para Bezos, las pequeñas empresas también deberían evitar hacer grandes gastos de capital durante este período de incertidumbre.

Asimismo, el empresario ha defendido que la probabilidad de que las condiciones económicas empeoren hace que sea prudente ahorrar algo de efectivo si se puede.

«Sólo un poco de reducción del riesgo podría marcar la diferencia«, ha asegurado el presidente ejecutivo de Amazon.

Anteriores consejos

A mediados de octubre, Bezos compartió un mensaje en su cuenta personal de Twitter en el que recomendaba «cerrar las escotillas». El multimillonario puntualizó en la entrevista que este consejo iba dirigido tanto a empresarios como a consumidores.

Aunque la economía estadounidense no está, técnicamente, en recesión, casi el 75% de los probables votantes en una reciente encuesta elaborada por la CNN dijo sentirse como si lo estuviera. Los salarios han subido, pero no lo suficiente como para paliar la inflación, sobre todo los elevados precios de productos de primera necesidad como los alimentos, el combustible y el alojamiento. Para quienes invierten en acciones, tampoco ha sido un gran año, y eso es especialmente duro para los jubilados que viven de sus inversiones.

Los otros líderes empresariales que opinan igual

Entre los líderes empresariales que han emitido mensajes similares sobre la economía se encuentra Elon Musk. El fundador de Tesla y dueño de Twitter admitió en octubre que la demanda de sus vehículos era «un poco más difícil» de conseguir, señalando a su vez que Europa y China están experimentando una «especie de recesión».

El multimillonario también ha advertido que Tesla no alcanzará su objetivo de crecimiento de ventas.

Por su parte, el CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, asustó en octubre al mercado bursátil al afirmar que una recesión podría afectar a Estados Unidos en tan solo seis o nueve meses.