El ministro de Sanidad de Tailandia, Anutin Charnvirakul, ha anunciado en una publicación de Facebook que quiere distribuir un millón de plantas de cannabis con un nivel de THC inferior al 0,2% a los hogares de todo el país con fines exclusivamente médicos.

El reparto de plantas coincide con la nueva ley sobre el cultivo de cannabis, que entrará en vigor el próximo 9 de junio, y con la reciente decisión del gobierno de retirarlo de la lista de drogas consideradas ilegales según su Ley de Estupefacientes.

Tras convertirse en el primer país del sudeste asiático en legalizar el cannabis medicinal en 2018, Tailandia también se convirtió en el primero en despenalizar el cannabis con un nivel de THC inferior al 0,2% para uso personal en enero de 2022.

El cannabis no puede utilizarse con fines comerciales sin licencias. De hecho, cualquiera que quiera cultivar plantas de cannabis con fines comerciales seguirá teniendo que pedir permiso a las autoridades.

Las empresas y los empresarios tailandeses tienen que registrarse a través de Pluk Kan, una aplicación móvil desarrollada y operada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Tailandia (FDA), para vender productos de cannabis que contengan un nivel de THC inferior al 0,3%.

Según la FDA tailandesa, cualquier ciudadano particular puede cultivar plantas de cannabis y cáñamo para su uso personal sin pedir permiso a las autoridades.

«Es una oportunidad para que la gente y el Estado obtengan ingresos del cannabis y el cáñamo que podrían generar decenas de miles de millones de bahts», escribió el ministro Charnvirakul en un post de Facebook.

El consumo de cannabis con THC mayor al 0,2% está prohibido

Según la legislación tailandesa actual, el consumo recreativo de cannabis con un nivel de THC superior al 0,2% sigue estando prohibido, y los individuos pueden enfrentarse a hasta quince años de prisión.

Sin embargo, algunos expertos locales afirman que la despenalización del cannabis permitirá a la gente consumir de facto cannabis con altos niveles de THC.

La nueva normativa permitiría implícitamente consumir cannabis con un alto nivel de THC siempre que se cultive en casa sin que el gobierno lo controle.

Toda la operación forma parte del plan para promover el cannabis como un cultivo rentable, desarrollar una nueva industria del bienestar en torno al cannabis medicinal y convertir a Tailandia en el centro médico de Asia.

Tailandia, centro médico internacional

Sophon Mekthon, asistente del ministro de salud pública, dijo en abril que el gobierno creó un comité para desarrollar el país como un centro médico internacional.

Como informó el medio de comunicación local Bangkok Post, Tailandia pretende introducir el uso recreativo del cannabis y otras hierbas tradicionales económicas. Otro de los objetivos consiste en globalizar el metaverso del cannabis en Tailandia mediante un modelo de negocio llamado Cannabis Digital Asset, que permita a la gente acceder a los negocios del cannabis a través de la tecnología de realidad virtual.

En los últimos años, las autoridades gubernamentales reconocieron el valor medicinal del cannabis. Las industrias del cáñamo y el CBD florecieron en el país del sudeste asiático. Las empresas tailandesas de bebidas y cosméticos se apresuraron a lanzar una amplia gama de productos.

Una encuesta reciente de YouGov, una empresa de investigación de mercado y análisis de datos, mostró que alrededor del 73% de los consumidores tailandeses dicen saber que hay productos de cannabis disponibles en el mercado. Casi la mitad ha consumido este tipo de productos en los últimos dos años, y cerca del 62% dijo estar interesado en consumirlos en los próximos 12 meses.

El objetivo de Tailandia parece ser posicionar al país como líder en la incipiente industria del cannabis en Asia, ya que Estados Unidos y otros países europeos están intentando regular la venta de cannabis con fines médicos y recreativos.

La medida podría contribuir a atraer más visitantes internacionales a Tailandia y reforzar el turismo médico.

Alrededor de 39,9 millones de turistas visitaron Tailandia en 2019, y se estima que 27,7 millones visitarán el país con fines médicos y de bienestar en 2022, según GlobalData.

En este contexto, el mercado de cannabis recreativo de Tailandia tiene el potencial de valer 424 millones de dólares para 2024, según la empresa de investigación de cannabis Prohibition Partners.