El famoso representante de jugadores Mino Raiola se encuentra hospitalizado en estado grave debido a una enfermedad que arrastra desde hace tiempo, según informa La Gazzetta dello Sport. El pasado mes de enero fue operado.

En las últimas horas se ha difundido la noticia de su muerte, desmentida por Alberto Zangrillo, jefe de la Unidad de Anestesia y Cuidados Intensivos del hospital San Raffaele. “Estoy indignado por las llamadas telefónicas de pseudo periodistas que especulan sobre la vida de un hombre que está luchando”.

Asimismo, el propio Raiola ha comentado en su cuenta personal de Twitter que se encuentra «cabreado» porque es la segunda vez que «me matan» en cuatro meses. «Parece que es posible resucitar».

«Estado de salud actual para los que se preguntan: cabreado, segunda vez en cuatro meses que me matan. Parece que también es posible resucitar», compartía en la red social que acaba de comprar Elon Musk.

Carrera de éxitos

Nacido en Nocera Inferiore (Italia), creció en Países Bajos donde trabajó en la pizzería familiar antes de emprender una exitosa carrera como agente deportivo.

En sus comienzos, representó a algunos futbolistas holandeses como Bergkamp y Jonk, pero su estilo fue cogiendo fama hasta convertirse en uno de los agentes más poderosos y temidos del fútbol mundial.

Ibrahimovic, Robinho, Pogba, Balotelli, Lukaku, De Ligt, Donnarumma… El empresario cuida de los intereses de estos y otros futbolistas de élite, como Erling Haaland, el delantero del Borussia de Dortmund que se ha convertido en uno de los principales objetivos de los grandes clubes, entre ellos Real Madrid y Barcelona.

Entre las millonarias operaciones que ha cerrado a lo largo de su exitosa carrera, destaca el traspaso de Pogba de la Juventus al Manchester United por 105 millones de euros, una cifra récord para el mundo del fútbol italiano.

En los últimos años Raiola, cuya fortuna asciende a 84,7 millones de dólares según las estimaciones de la versión estadounidense de FORBES, junto a Mendes, Barnett y Manasseh, ha creado una asociación de ‘superfiscales’ en abierto conflicto con la FIFA y su intención de reformar la categoría.