La NASA ha confirmado que el lanzamiento del Webb está previsto para las 7:20 a.m. EST del día de Navidad, el sábado 25 de diciembre de 2021.

La NASA también ha confirmado los detalles de su cobertura de lanzamiento en NASA TV en YouTube. Aquí está todo lo que necesitas saber sobre el lanzamiento del telescopio espacial James Webb (JWST o simplemente «Webb»).

La cobertura en directo del lanzamiento en inglés comenzará a las 6 a.m. EST (y en español a las 6:30 a.m.) en NASA TV, la aplicación de la NASA y el sitio web de la agencia. También se podrá ver en directo en Facebook, Twitter, YouTube, Twitch y Daily Motion.

Unos 30 minutos después de que finalice la emisión del lanzamiento de Webb tendrá lugar una conferencia de prensa conjunta en Kourou.

Webb es una asociación entre la ESA (Agencia Espacial Europea) y la Agencia Espacial Canadiense, y la ESA aporta el vehículo de lanzamiento. Por ello, Webb se lanzará en un cohete Ariane 5 de Arianespace desde el puerto espacial europeo de Kourou, en la Guayana Francesa, en la costa noreste de Sudamérica.

Webb es un observatorio espacial enormemente complicado y muy avanzado. Con un coste de 9.700 millones de dólares, el Webb, de seis toneladas, tiene un espejo primario de 6,5 metros de diámetro. Está formado por 18 segmentos de espejo hexagonal de berilio chapados en oro.

Mientras que el Hubble orbita la Tierra desde 550 km, el Webb observará el Universo desde el segundo punto de Lagrange (L2), a aproximadamente un millón de millas/1,5 millones de kilómetros de la Tierra. Enviará sus imágenes a la Tierra a través de la Red de Espacio Profundo de la NASA.

Si todo va bien, Webb iniciará un despliegue de 29 días de sus paneles solares y su parasol en forma de girasol mientras se desplaza a su posición.

Su frío y oscuro destino final tiene un inconveniente: si no funciona a la primera, no podrá ser visitado fácilmente por los astronautas para arreglarlo, como ocurrió con el Hubble.

Webb estudiará el sistema solar, tomará imágenes directas de exoplanetas, fotografiará las primeras galaxias y explorará los misterios de los orígenes del Universo.

Webb podrá «ver» el cosmos tal y como era cuando tenía sólo unos cientos de millones de años, captando imágenes de las primeras estrellas y galaxias. Además de las imágenes del «amanecer cósmico», se esperan imágenes nunca vistas de planetas, cometas, objetos del Cinturón de Kuiper y, lo que es más emocionante, exoplanetas. Dotado de un instrumento capaz de bloquear la luz de una estrella, Webb detectará exoplanetas gracias a su capacidad infrarroja, e incluso estudiará sus atmósferas.

Webb no se complementa con Hubble. Aunque se le presenta como el sucesor del telescopio espacial Hubble, el Webb tiene un espejo mucho más grande (6,5 metros, frente a 2,4 metros) y una resolución y sensibilidad en el infrarrojo muy mejoradas.

Al detectar la luz infrarroja, Webb podrá mirar más atrás en el tiempo que cualquier otro telescopio y ver las primeras galaxias justo después de su formación. El Hubble trabaja principalmente con luz visible. Esa mezcla de diferentes longitudes de onda permitirá a los científicos comprender mejor lo que hay ahí fuera.