Había mucha expectación por la gala de presentación de la nueva edición de la Guía Michelin 2022, en un escenario que –aunque más positivo que el año anterior– sigue sumido en la pandemia. Si el año pasado la entrega de los galardones se tuvo que hacer de forma virtual, en esta ocasión se ha celebrado un evento, a la vieja usanza, en el auditorio del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia.

A pesar de que la inmensa mayoría de establecimientos de alta cocina están abiertos y funcionan a toda máquina, por segundo año consecutivo ningún nuevo restaurante español se ha hecho con la codiciada tercera estrella, el máximo distintivo que ofrece la Guía Michelin. Aunque todos los que ya atesoran esta distinción la han renovado.

No obstante, Gwendal Poullennec, Director Internacional de las Guías Michelin, ha asegurado que sus inspectores “han disfrutado especialmente preparando la selección 2022, por el impulso gastronómico que vive actualmente la Península Ibérica, que se confirma año tras año. A pesar de la compleja situación del 2021, han surgido muchos jóvenes talentos que defienden sus innovadores y diversos conceptos gastronómicos con personalidad. Una tendencia básica se impone en muchos establecimientos: la de valorizar al máximo los productos locales y las tradiciones –a veces audazmente revisadas– que se derivan de ellos”.

Al igual que ya ocurriera el año pasado, la sostenibilidad se ha premiado con la entrega de Estrellas Verdes, que han recaído en seis restaurantes: Cenador de Amós (Villaverde de Pontones), Coque (Madrid), El Celler de Can Roca (Girona), Finca Alfoliz (Aljaraque), Lera (Castroverde de Campos) y Maca de Castro (Puerto de Alcúdia – Mallorca).

La novedad de esta edición han sido dos nuevos galardones. Por un lado, el Young Chef Award, otorgado al chef Mario Cachinero, del restaurante Skina (Marbella). Y, por otro, el Mentor Chef Award, que ha caído en manos del veterano Martín Berasategui.

Los grandes triunfadores de la noche con dos estrellas

A pesar de que ningún restaurante en España ha ingresado en el selecto club de las tres estrellas Michelin, sí ha habido, por el contrario, cuatro establecimientos que han logrado dos brillos.

El restaurante Amelia by Paulo Airaudo (Donostia / San Sebastián) ha sumado dos nuevas estrellas a un panorama gastronómico local ya brillante. «En este local íntimo junto a la playa de La Concha, los comensales que tengan la suerte de sentarse en la barra o en una de las tres mesas del establecimiento apreciarán la delicadeza y la audacia de la cocina del chef, que mezcla hábilmente la gastronomía vasca con las influencias culinarias de Argentina, Italia y Japón en un menú degustación especialmente creativo», afirman los inspectores.

Por su parte, Voro ha sido otro de los recompensados con dos brillos en la presente edición. «Situado en Canyamel, en la isla de Mallorca, los platos del chef Álvaro Salazar alcanzan nuevas cotas de finura y refinamiento y, gracias a un sutil juego de texturas y matices, ofrecen una reinterpretación de recetas mediterráneas y mallorquinas atemporales», aseguran desde Michelin.

La gran sorpresa de la noche, o al menos la noticia más destacada, ha sido las dos estrellas Michelin que se ha llevado Smoked Room (Madrid), proyecto de Dani García. De este modo, el chef marbellí regresa por la puerta grande a la Guía Michelin tras el cierre de su restaurante gastronómico (que contaba con tres estrellas) hace dos años. «El joven chef Massimiliano Delle Vedove, que demuestra el dominio de las técnicas de cocción sobre carbón vegetal, impresionó especialmente a nuestros inspectores, que quedaron encantados con las preparaciones con sutiles toques de humo», han recalcado los responsables de la publicación francesa.

Por último, el restaurante Iván Cerdeño, que lleva el nombre de su chef, también ha logrado su segunda estrella por ofrecer «un marco excepcional -el de un histórico cigarral con mágicas vistas al Tajo y a la ciudad de Toledo- para saborear una cocina que rinde homenaje a los productos de La Mancha», han explicado.

Los restaurantes que consiguen su primera estrella

Un total de 27 nuevos establecimientos repartidos por casi todo el país reciben su primera estrella. Por orden alfabético, son: Alejandro Serrano (Miranda de Ebro), Arrels (Sagunt), Atalaya (Alcossebre), Atempo (Barcelona), Auga e Sal (Santiago de Compostela), Ayalga (Ribadesella), Cañabota (Sevilla), Casona del Judío (Santander), Coto de Quevedo (Torre de Juan Abad), Deessa (Madrid), El Rincón de Juan Carlos (Adeje – Tenerife), El Serbal (Santander), Fierro (València), Garena (Dima), Kaido Sushi Bar (Valencia), La Gaia (Eivissa/Ibiza), Lera (Castroverde de Campos), Lienzo (Valencia), Ment by Óscar Calleja (Salamanca), Nintai (Marbella), Nub (Adeje – Tenerife), Nublo (Haro), Peix & Brases (Dénia), Poemas de Hermanos Padrón (Las Palmas de Gran Canaria – Gran Canaria), Quimbaya (Madrid), Versátil (Zarza de Granadilla) y Zaranda (Palma – Mallorca).

Entre ellos, los inspectores quedaron especialmente impresionados «por los platos modernos y sofisticados con sabores mediterráneos de la chef Vicky Sevilla, del restaurante Arrels».

También han destacado que «en Quimbaya, el chef Edwin Rodríguez juega la carta del exotismo invitando a sus comensales a viajar a Colombia con una cocina intensa, colorista y muy bien ejecutada».

Así como el menú omakase que ofrece el chef Yoshikazu Yanome, del Kaido Sushi Bar que consideran «otro ejemplo de la efervescencia y diversidad del panorama gastronómico español».