Este viernes dará comienzo en el recinto ferial de IFEMA, en Madrid, la octava edición de IFEMA Madrid Horse Week (IMHW), el mayor acontecimiento en torno al caballo de los que se celebran en España. Los días 26, 27 y 28 de noviembre se podrá asistir en los pabellones 12 y 14 a un evento multidisciplinar ideado para satisfacer no sólo al profesional de esta industria, sino a todo tipo de visitante. El evento contará con una nutrida programación lúdica pensada para atraer desde al aficionado hasta a quien nada sabe de caballos, que podrá disfrutar de una amplia y entretenida oferta de ocio y exhibiciones deportivas.

En ellas, participarán varios de los más destacados jinetes internacionales, como los representantes españoles de doma Juan Matute —que ha permanecido apartado de las competiciones durante un tiempo por un derrame cerebral— o la amazona Beatriz Ferret Salat, que representó a España en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y que en esta participación va a retirar de las competiciones a Delgado, el caballo que tantos triunfos le ha dado en el pasado.

En salto, estarán, entre otros, los suizos Martin Fuchs —medalla de plata individual en el Campeonato Europeo de Saltos Ecuestres celebrado este año en la localidad alemana de Riesenbeck, donde también obtuvo la medalla de oro por equipos— y Steve Guerdat, pareja de Fuchs en la medalla de oro por equipos. En total, participarán unos 250 caballos.

IFEMA Madrid Horse Week 2019.

IFEMA Madrid Horse Week es, obviamente, el lugar de encuentro anual para las empresas ecuestres del país, un sector industrial que representa aproximadamente un 0,51% del Producto Interior Bruto (PIB), pero el evento es mucho más y ofrece posibilidades de disfrute para cualquiera, reuniendo en un mismo lugar toda una serie de actividades de los más diversos estilos y disciplinas.

Desde exhibiciones de doma —a cargo de la amazona Cristina Khamidoulin—, al espectáculo “Cómo bailan los caballos andaluces” —de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre—, pasando por la Copa del Mundo de Salto y la Copa de Mundo de Doma Clásica, demostraciones de volteo –acrobacias de jinetes sobre un caballo galopando en círculo–, la “Copa Maestros de la Vaquera” o actividades infantiles con ponis.

Al frente de este impresionante evento se encuentra el empresario Daniel Entrecanales. Licenciado en Económicas por la Carroll School of Management of Boston College, comenzó su carrera en Unilever España, hasta convertirse en director de marketing global de Loewe, dentro del grupo LVMH. En 2003 montó la agencia de publicidad RKPeople y años después, en 2012, monta IFEMA Madrid Horse Week (IMHW), de cuyo comité organizador es presidente, para difundir aún más su gran pasión: el mundo del caballo.

IFEMA Madrid Horse Week 2017.

Entrecanales nos explica que el certamen se celebra en IFEMA por un doble motivo: “Por una parte, porque no podríamos hacer este evento en un club porque no tendríamos el espacio necesario para celebrar al mismo tiempo todas las actividades que se van desarrollando. Pero, sobre todo, porque tiene un elemento muy democrático: IFEMA es un sitio público y todo el mundo sabe que puede entrar. Es un acontecimiento lúdico en el que pagas una módica entrada de cinco euros y ya estás dentro”.

Y dentro, las posibilidades son numerosas. “Hemos dispuesto una zona VIP donde puedes disfrutar de un buffet de Zalacaín, en una zona agradabilísima en la que estás viendo lo que ocurre en la pista, a un metro y medio o dos de distancia. Puedes situarte en palcos, que te permiten relacionarte tranquilamente mientras esperas que se produzca en la pista lo que estás esperando, o puedes ver la competición desde la grada, si no quieres distraerse con charlas”.

“Este año –continúa explicando– tenemos una exhibición de la Escuela de Arte Ecuestre de Jerez de la Frontera que es una maravilla, porque es una de las tres grandes escuelas europeas, junto con la de Viena y Le Cadre Noir, de Saumur, en Francia. Pero también tenemos la prueba llamada Jump & Drive, con Porsche, probablemente una de las más divertidas, que el público disfruta como si fuera una gran final de fútbol. Hay también carreras de ponis o, el viernes, la prueba IFEMA de las seis barras, una competición con caballos que llegan a saltar hasta 2,15 m, que es una barbaridad”.

IFEMA Madrid Horse Week 2019.

Tal y como ha quedado demostrado en las ediciones de IMHW que se vienen celebrando en Madrid desde 2012, los palcos y mesas VIP son el lugar ideal para hacer relaciones comerciales en uno de los más potentes núcleos de poder económico del mundo. En la última edición de IMHW, celebrada en 2019 -en 2020 se canceló debido a la pandemia-, “la totalidad de esos palcos fueron ocupados por relevantes entidades y personalidades del mundo empresarial, desde inversores a promotores y gestores de diversa índole, así como firmas de primer nivel e instituciones, que dispusieron de tres días para ampliar o afianzar relaciones profesionales, agasajar a sus clientes y disfrutar de los mejores caballos del mundo en acción”.

La industria del caballo es un sector floreciente que en España genera más de 5.300 millones de euros al año y más de 60.000 empleos directos. A nivel global, la hípica tiene un impacto económico de más de 300.000 millones de dólares anuales. Además de asistir a las competiciones y exhibiciones, en IMHW se celebran negocios de compra y venta de caballos, con operaciones millonarias, con grandes posibilidades de rentabilidad, ya que, según sus responsables, el valor de un caballo se puede duplicar e incluso triplicar en apenas tres años.

Aunque existen muchos rangos de inversión, a partir de los 20.000 euros o menos, el precio de un caballo joven con potencial puede llegar hasta los 300.000 euros. Otro ámbito en auge es la inversión en la cría y la subasta de potros, en el que también entra en juego el negocio de la venta de semen. Un ejemplar con buenos orígenes puede partir de los 5.000 euros y llegar a pujarse 60.000, con la posibilidad de que el potro alcance incluso el millón de euros en unos pocos años.

Según los datos facilitados por la organización el impacto de IMHW en Madrid supera los 33 millones de euros, lo que supone a su vez un impacto en el mantenimiento de 1.140 empleos.