(De izq. a drch.) John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr (The Beatles)

Esta casa era el lugar de ensayo para Los Beatles y anteriormente para The Quarrymen, la primera banda formada por John Lennon, Paul McCartney y Harrison, antes de unirse el batería Ringo Starr. Está compuesta por tres habitaciones y se sitúa en Speke, a unas ocho millas de Liverpool.

La familia de Harrison se mudó al número 25 de Upton Green, Liverpool, en 1950, cuando el futuro guitarrista tenía sólo 6 años. Allí vivió durante 12 años, según Omega Auctions, que proporcionó fotos del guitarrista dentro y delante de la casa.

Esta propiedad ha sido reformada en varias ocasiones, aunque muchos de los elementos permanecen igual que cuando Harrison vivía allí. Por ejemplo, la bañera, el lavabo, algunas puertas y un gran armario de cocina.

El precio de la subasta de la casa es superior al valor de las casas de Speke. Según la empresa inmobiliaria británica Rightmove, la casa adosada media del barrio se vendió por unos 146.446 dólares el año pasado. Además, el nuevo inquilino podrá solicitar la placa azúl, una designación histórica británica que puede atraer compradores e incluso aumentar el valor de la propiedad.

El día 30 de noviembre se realizará la subasta como parte de una venta de música más amplia que incluye recuerdos de los Beatles, como raras grabaciones originales, entradas para conciertos, autógrafos e incluso una carta de rechazo del que fuera mánager de la banda durante mucho tiempo, Brian Epstein, a un sello discográfico que ofreció a los Beatles un contrato de grabación después de haberlo rechazado inicialmente.

Es raro que las antiguas casas de los Beatles salgan al mercado. Las casas de la infancia de Lennon y McCartney son propiedad de la organización británica de preservación cultural National Trust, que ofrece visitas a las casas. En 2016, la casa de la infancia de Starr fue comprada por unos 95.000 dólares por un superfan de los Beatles que también posee propiedades vinculadas a los padres de Lennon y Harrison, según la BBC.

Harrison era una persona muy introspectiva incluso, era conocido como «el Beatle tranquilo», porque solía ser menos hablador que sus compañeros de banda en las entrevistas y menos llamativo en el escenario. Mientras que Lennon y McCartney compusieron la mayoría de las canciones de los Beatles, Harrison escribió varias, entre ellas el éxito de ventas Something y Here Comes The Sun, uno de los temas más populares y duraderos de la banda.

El primer trabajo del guitarrista después de su etapa en los Beatles, el triple álbum All Things Must Pass, fue certificado como seis veces platino en 2001 y, en 2011, seguía siendo el álbum más exitoso de un ex Beatle. En agosto de 1971, George llenó el Madison Square Garden para dos actuaciones de su Concierto para Bangladesh, un evento benéfico para ayudar a los refugiados de la Guerra de Liberación de Bangladesh, publicado como álbum ese mismo año. Entre los participantes estaban Bob Dylan, Billy Preston, Leon Russell, Ravi Shankar y Ringo Starr. Harrison murió en 2001 de cáncer de pulmón a los 58 años en su casa de Los Ángeles. Los recuerdos de los Beatles siguen siendo un éxito, incluso más de medio siglo después de la disolución de la banda. El año pasado, una hoja manuscrita de la letra de Hey Jude se vendió en una subasta por más de 900.000 dólares.