En la mansión de Ibai huele a pasta. Desde su habitación se oye el timbre que no descansa con el trajín de paquetes que llegan para los cinco creadores de contenidos que viven en la casa. Estamos en su lugar seguro. ¿O no? «Un día salí desnudo a la ducha y de repente, por la ventana, gente gritando ‘¡Ibai, Ibai, Ibai!’. Asusta un poco».

El personaje más influyente del año recibe a FORBES en su casa y nos cuenta cosas como que al principio sentía cierta inseguridad delante de la cámara. Es el segundo año que analizamos las cuentas sociales más influyentes, esas que (además de Forbes) llevarán tu marca a otro nivel. Es un análisis que va más allá de los números, pues no es más influyente el que más grita, sino el más escuchado. Seleccionamos las 100 cuentas de distintos sectores, plataformas y públicos que se han ganado la confianza de sus comunidades y generan contenido de calidad, con los que las marcas pueden impactar en sus públicos de forma positiva.

De la Ibailand nos vamos a un palacio rococó de la mano de otro influencer, Álex Domènech, que posa para nuestra producción de moda entre molduras y chandeliers. 

Estudiamos el triunfo de las economías locales en Estados Unidos, donde el poké o Agencia de Seguridad Nacional ayudan a descentralizar los ingresos del país norteamericano. Descubrimos siete proyectos de emprendimiento nacidos (y crecidos) con éxito durante la pandemia. Y hablamos con el embajador de Andorra, Vicenç Mateu, quien señala que en el pequeño país pirenaico nunca hubo voluntad estratégica de ser un paraíso fiscal.

No te pierdas nuestro número de octubre, ya disponible en tu quiosco y en la tienda de Spainmedia.