LONDON - OCTOBER 14: A bicorn hat, said to have been worn by Napoleon Bonaparte, is readied for display by Nicholas Lambourn at Christie's on October 14, 2005 in London, England. Christie's Trafalgar Bicentenary, The Age of Nelson, Wellington and Napoleon sale takes place on October 19, 2005 in London. (Photo by Peter Macdiarmid/Getty Images)

El último bicornio de Napoleón que fue subastado lo compró un coleccionista surcoreano por 2,2 millones de dólares (1,86 millones de euros). Ahora, otro sombrero del emperador, que se encuentra exhibición en las salas Bonhams en Hong Kong, viajará a Londres para ser subastado el próximo 27 de octubre. Bonhams ha estimado su valor entre 140.000 dólares y 180.000 dólares (entre 118.470 euros y 152.320 euros), aunque es probable que se pague mucho más.

Por definición, todas las posesiones pertenecientes a Napoleón tienen procedencias extraordinarias, especialmente los «sombreros de guerra», pero la procedencia del bicornio actual es especialmente atractiva, aunque también algo misteriosa.

Sobrevivió a los siglos para terminar en una subasta en manos de un modesto subastador alemán y lo compró un coleccionista anónimo. Al parecer, ninguna de las partes sabía que perteneciera al emperador francés, aunque el comprador debía haber tenido al menos un indicio.

Una inscripción que hay en su interior —además del hecho de ser del tamaño apropiado para la cabeza de Napoleón— fue lo que finalmente llevó a hacer un examen más exahustivo del sombrero. En esta evaluación se encontraron dos cabellos con el ADN distintivo del emperador, según Bonhams.

La posibilidad de que esos cabellos de Napoleón pudieran haber sido colocados en un bicornio antiguo se considera tan pequeña como el tamaño de los pelos encontrados. La confianza en los resultados de la prueba de ADN podrían elevar sustancialmente el precio de la subasta, hasta superar los 2 millones de dólares (1,69 millones de euros).

Hasta la fecha, muchas de las pertenencias de Napoleón han llegado a través de lo que podríamos describir como los canales «normales», es decir, los efectos del emperador han llegado o bien a través de las familias de los oficiales franceses o de su círculo político cercano. Esto es lo que hace que la primera aparición pública de este sombrero en una casa de subastas en Alemania sea tan interesante.

A finales del siglo XVIII y principios del XIX (época en la que vivió Napoleón) Alemania no existía tal y como la conocemos hoy en día, y los habitantes de la zona jugaron diferentes papeles en las campañas del emperador francés.

Tropas de lo que ahora conocemos como Alemania occidental luchaban junto a él en el camino hacia su desastrosa marcha de 1812 sobre Moscú y la sangrienta retirada. Y el gran mariscal de campo prusiano, el conde Friedrich Wilhelm von Bülow, llevó a sus tropas a ayudar al duque de Wellington contra Napoleón en la batalla de Waterloo (1815).

Si el sombrero que tiene Bonhams de Napoleón llegó de la familia de alguno de esos soldados a la casa de subastas alemana, es más probable que provenga de la campaña de Moscú, en la que Napoleón tenía oficiales alemanes de su lado, que de Waterloo, donde von Bülow y sus compañeros oficiales alemanes ayudaron a cerrar el telón de la carrera militar y política de Napoleón.