El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este miércoles los planes del Gobierno en su primer discurso del nuevo curso político en un acto celebrado en la Casa de América, al que han asistido representantes de sociedad civil, empresarios y miembros del Ibex 35, personalidades del mundo de la cultura y agentes sociales. Durante la conferencia, titulada Una recuperación justa, ha mencionado diversas medidas económicas que pretende llevar a cabo el consistorio durante los próximos meses para fortalecer la economía del país, que ha sido golpeada en el último año por la pandemia

«El nuevo Gobierno, la sociedad civil y los agentes sociales estamos llamados a dos tareas fundamentales. La primera es, a consolidar la recuperación económica que estamos viendo en los datos macroeconómicos. La segunda es, a que esa recuperación llegue al bolsillo de todos los españoles en forma de más empleo, en forma de mejores salarios, y en forma de pensiones más dignas».

Durante el discurso, el presidente ha asegurado que España va a recuperar los niveles de prepandemia en 2022, pero ha aclarado que esta recuperación vendrá acompañada de un alza de precios en EEUU y la Unión Europea. Y ha reiterado la importancia de los Fondos Europeos Next Generation para desarrollar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Subida «inmediata» del salario mínimo

La medida más sonada, sin duda, ha sido el anuncio de una «subida inmediata» del salario mínimo interprofesional (SMI) para lo que queda de año y continuar con el compromiso electoral de que alcance a final de legislatura el 60% del salario medio.

Este mismo miércoles, el Ministerio de Trabajo y los representantes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme se reunirán para iniciar las negociaciones sobre esta subida del SMI, que se encuentra actualmente en 950 euros mensuales.

El precio de la luz

Sánchez también ha afirmado que el Gobierno «se hace cargo de la preocupación social» provocada por la escalada de la factura eléctrica y que «actuará hasta solucionar el alza de los precios«, aunque «siempre dentro del marco regulatorio europeo».

Para el presidente del Gobierno «la compleja situación del sector energético y la evolución del mercado mayorista» requiere como respuesta «una agenda reformista, con medidas coyunturales, estructurales y también con un compromiso inequívoco de protección social hacia aquellos consumidores más vulnerables».

También ha querido defender la rebaja temporal de impuestos acometida por el Gobierno y ha pedido una «tramitación rápida» en las Cortes para las reformas legales aprobadas para rebajar la factura.

Hasta ahora, las medidas del Gobierno de Sánchez ante la imparable subida de la luz han sido la rebaja temporal del IVA al 10% sobre la factura y la suspensión temporal del Impuesto sobre la generación que pagan las eléctricas. Y aunque no ha aclarado cuáles serán las medidas concretas, si ha asegurado que estarán «siempre dentro del marco regulatorio europeo».

Sánchez abre la puerta a que el Congreso inicie una comisión para estudiar el mercado eléctrico y, a partir de la escucha de expertos, pueda elaborar recomendaciones para su reforma. «Nosotros damos la bienvenida a esta comisión. Escuchar, debatir, acordar y actuar son cuatro verbos con los que el Ejecutivo se siente total y absolutamente comprometido», ha dicho.