20minutos

La energía limpia se abarata

El abaratamiento de la tecnología de las energías renovables abre una ventana de oportunidad para cumplir con los objetivos de reducción de las emisiones de carbono y desafiar los riesgos derivados del cambio climático.

meneame
Compartir

Según el FMI, entre 2009 y 2017 los precios de las turbinas eólicas, solares y terrestres registraron las mayores caídas de entre las fuentes de energía con bajas emisiones de carbono. Los descensos fueron del 76% para los paneles solares y del 34% para las turbinas, convirtiéndolos en alternativas competitivas no solo frente a las más contaminantes que utilizan combustibles fósiles, sino también respecto a las fuentes de energía tradicionales más bajas en carbono, como la hidroeléctrica y la nuclear.

En 2017, se invirtió más en energía solar que en todas las demás tecnologías de bajo carbono combinadas. Mientras el coste de la generación eólica y solar disminuyó, el de la energía nuclear y la hidroeléctrica aumentó un 21% y un 9%, respectivamente, en el mismo período. La I+D en tecnologías solares y eólicas, su estandarización y las economías de escala han hecho posible unos paneles solares cada vez más eficientes y turbinas eólicas más grandes. Y también más baratos.

De La Fita / Fuente: FMI, BLOOMBERG Y FED