#ForbesReview: Quiero un coche, pero sólo para disfrutarlo

El nuevo concepto de movilidad, sobre todo en las grandes ciudades, está cambiando profundamente el vínculo tradicional de propiedad del automóvil.

meneame
Compartir
Como consecuencia de este cambio de paradigma, va cobrando fuerza el uso del coche como un servicio que se contrata temporalmente sin que tengamos que asumir ninguna otra obligación. Para conocer un poco más del funcionamiento de esta nueva modalidad de servicio en Forbes Review hemos invitado a Hans Christ, CEO de Llollo de una empresa nacida bajo el nuevo concepto de movilidad.